Reinaldo Rueda cumplirá el sueño de un niño ecuatoriano en el Mundial

Estar en Brasil es el mayor deseo de Dilán Méndez, quien padece leucemia aguda.

El seleccionador de Ecuador, Reinaldo Rueda, ha convocado a Dilán Méndez, de catorce años de edad y que padece leucemia aguda, para acompañar al equipo nacional el próximo 14 de junio en su debut frente a Suiza en el Mundial de Brasil, para darle un 'puntapié' al cáncer.

Ir a Brasil era el "sueño" de Dilán, un fanático de la selección ecuatoriana, que hoy conoció que su máximo deseo se hará realidad gracias a la colaboración de varias instituciones, especialmente la Fundación "Cecilia Rivadeneira", que brinda asistencia a niños con cáncer.

Rueda se sumó como "cómplice" al sueño de Dilán mediante un mensaje en vídeo en el que le convocó a Brasilia el próximo 14 de junio para acompañar al equipo. "Dilán, te esperamos en Brasil porque eres uno de los convocados al Mundial", señala Rueda en el vídeo.

También el capitán de la selección ecuatoriana, Antonio Valencia, en otro mensaje, aseguró a Dilán que el equipo le espera en Brasilia para juntos celebrar el debut mundialista.

"Hola Dilán, soy Antonio Valencia y te esperamos en Brasil, no lo olvides. Tu eres un luchador, vamos a estar pendientes de ti", dijo el centrocampista del Manchester United en el corto.

Por eso, para el pequeño, este martes 3 de junio quedará impregnado en su corazón, pues los voluntarios de la Fundación Cecilia Rivadeneira le revelaron la sorpresa de una manera sui géneris.

El menor, afrodescendiente, fue diagnosticado de leucemia aguda en septiembre de 2010 y luego presentó, además, un linfoma en la ingle. Durante ese período ha presentado nueve recaídas, lo que ha mermado su calidad de vida.

Estudioso y alegre, Dilán tiene que cargar la cruz del cáncer todos los días, algo que no afecta su pasión por el fútbol y su fanatismo por la selección nacional, de la cual su ídolo es el propio Valencia.

Todo empezó con una evaluación de la Fundación Cecilia Rivadeneira a los 150 niños que atiende; en esa estadística el niño comentó que su sueño era ir al Mundial y que imaginaba jugar con el equipo ecuatoriano frente a otras selecciones.

Ese relato llevó a la Fundación, especialmente a su director, Wilson Merino, a mover sus contactos para tratar de hacer realidad el sueño de Dilán.

"Mucha gente" aportó lo suyo para que este sueño se convierta en realidad, contó Merino, al recordar que este es uno de los objetivos de la organización que dirige: "Dar una alegría" a los niños con cáncer que "luchan todos los días" contra la muerte.

Para Merino, este tipo de alegrías fortalece el espíritu de los chicos que sufren con los permanentes tratamientos a los que se deben someter para enfrentar al cáncer.

Para el director de la Fundación Cecilia Rivadeneira, cuya madre falleció de cáncer y cuyo ejemplo le motivó a crear la organización que lleva adelante, el objetivo es darle batalla a una enfermedad que acarrea otro tipo de males, como la discriminación.

El objetivo es hacer todo lo que sea posible para que "el cáncer no sea sinónimo de muerte, sino de lucha", remarcó Merino, cuya fundación funciona gracias a la colaboración de cientos de jóvenes voluntarios, muchos de ellos víctimas también de esa enfermedad.

Dar una alegría a un enfermo de cáncer, les motivará para seguir luchando, agregó Merino.

Por eso, la revelación del "sueño cumplido" para Dilán también ha sido una gestión meticulosamente preparada. Comenzó este martes cuando un pequeño autobús de la Fundación llegó a la casa del menor, en un populoso barrio del sur de Quito.

El menor, que vive con su abuela Chelita, no se enteró de la sorpresa hasta entrar en un piso de un lujoso edificio del centro comercial de la urbe, adecuado con luces y pantallas, donde muchos lo recibieron con la algarabía propia que evoca el Mundial de fútbol.

Aún desconcertado, el niño fue invitado a sentarse en un lugar de privilegio del salón para ver un vídeo de su amigos y familiares, para luego observar el corto del profesor Rueda convocándolo a la selección y el de Valencia.

Esteban Gallegos, gerente general de la agencia de viajes Global Networks, intervino tras los vídeos y entregó al menor el billete del vuelo hacia Brasil.

El embajador del anfitrión mundialista en Ecuador, Fernando Simas, también intervino y felicitó a Dilán por ser, según dijo, "un luchador y un ejemplo de vida".

Ahora, este niño afrodescendiente ecuatoriano cuenta las horas para viajar a Brasil y formar parte de la selección nacional, en un partido en el que pretende darle un puntapié al cáncer.