Renunció el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, según su abogado

Luis Chiriboga se encuentra procesado por presunta corrupción en el marco del escándalo de corrupción en la FIFA.

Archivo.

El ecuatoriano Luis Chiriboga, procesado por presunta corrupción en el marco del caso "FIFAGate", ha renunciado a la presidencia de la Federación de Fútbol de su país, según aseguró este lunes su abogado, Juan Carlos Machuca.

Aunque fuentes de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) dijeron a Efe que no conocían de la renuncia de Chiriboga o si había enviado alguna comunicación al respecto, aseguraron que la Federación se pronunciará mañana, martes, durante una reunión de su Directorio.

No obstante, en redes sociales y en portales informativos se ha publicado una carta firmada por Chiriboga en la que presenta su dimisión e indica que su salida se da en el momento oportuno, tras 18 años al frente del fútbol nacional.

"Considero el momento oportuno para presentar ante el Directorio mi renuncia irrevocable a la presidencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, para que ustedes, en uso de sus atribuciones, elijan a las nuevas autoridades que guíen por senderos de progreso y superación al fútbol de nuestro país", señala el texto.

Además, hace un recuento de los "logros deportivos" obtenidos por selecciones nacionales durante su periodo y que se traduce en la clasificación a tres "mundiales absolutos, dos a mundiales sub 20, dos a mundiales sub 17, un mundial femenino y una medalla panamericana".

Asimismo, asegura en la misiva que "en infraestructura construimos un hermoso y funcional edificio en la ciudad de Guayaquil y la casa de la selección en Quito, que brinda todas las comodidades a nuestras selecciones y equipos".

"Dejamos a la selección ecuatoriana de fútbol primera en Sudamérica, con doce puntos de doce posibles y con grandes opciones de clasificar a nuestro cuarto mundial, Rusia 2018", agrega Chiriboga.

El directorio de la FEF suspendió por noventa días a Chiriboga el pasado 4 de diciembre, en un momento en que la Fiscalía del Estado profundizó una investigación por supuesta corrupción en el fútbol ecuatoriano.

Un día después, la justicia ecuatoriana ordenó el arresto domiciliario de Chiriboga, quien había afirmado que no dimitiría como presidente de la FEF y que colaboraría en la investigación abierta en su contra.

Según su abogado, se trata de "una renuncia muy sentida, muy dolida para el ingeniero Chiriboga".

La Fiscalía de Ecuador investiga dos temas en torno al caso "FIFAGate", uno relacionado con supuesto lavado de activos y otro por presuntas irregularidades en los contratos de derechos televisivos.

Por este caso se encuentran involucrados y bajo investigación, además de Chiriboga, el secretario de la FEF, Francisco Acosta, también con arresto domiciliario, y el jefe de logística de la Federación, Vinicio Luna, detenido en una cárcel de Quito.

La justicia ecuatoriana, la semana pasada, también extendió órdenes de detención, con fines de investigación, contra el tesorero de la FEF, Hugo Mora, y el contador, Pedro Vera.