Reviva la tanda de penales en la que Brasil logró una angustiosa clasificación