En sala de espera

De la mano de Reinaldo Rueda y Luis Fernando Suárez las selecciones de Ecuador y Honduras podrían oficializar este martes su presencia en el Mundial.

Luis Fernando Suárez está cerca de dirigir en su segundo Mundial. / AFP. FP Hace cuatro años Reinaldo Rueda llevó a Honduras en Sudáfrica 2010. / EFE

En los seis últimos mundiales de fútbol los técnicos colombianos han tenido representación.

En Italia 1990 y Estados Unidos 1994 fue Francisco Maturana, quien dirigió a la selección nacional. Cuatro años después, en Francia, estuvo Hernán Darío Bolillo Gómez, que repitió en Corea y Japón 2002, pero dirigiendo al combinado de Ecuador.

Ese mismo equipo llevó Luis Fernando Suárez a Alemania 2006, mientras que Reinaldo Rueda comandó a Honduras en la cita de Sudáfrica 2010.

Pero el Mundial de 2014, en Brasil, será histórico para los estrategas criollos. Jorge Luis Pinto ya logró la clasificación al frente de la selección de Costa Rica. Y esta noche Reinaldo Rueda y Luis Fernando Suárez, con Ecuador y Honduras, respectivamente, podrían asegurar su cupo.

“Sin duda es un hecho histórico para nuestro fútbol. Es el premio a todos los entrenadores de nuestro país, desde los que trabajan en las escuelas de formación, hasta los que salimos de Colombia a buscar nuevos retos”, explica el profesor Rueda, quien estuvo a punto de llevar a Colombia a la edición de Alemania 2006.

Un empate en su visita a Chile (6:00 p.m.) le bastará al vallecaucano para ir a su segundo Mundial consecutivo. “Es obvio que uno lidera el proyecto, pero una clasificación se consigue con la unión entre directivos, jugadores, periodismo, cuerpo técnico y afición. Hemos conseguido que todo mundo tire para el mismo lado y ese ha sido el gran mérito”, reconoce Rueda, quien celebró la victoria del viernes 1-0 ante Uruguay como si ya hubiera clasificado, porque para caer al repechaje tendrá que perder por goleada frente a Chile y que los charrúas también goleen a Argentina en Montevideo.

 

 

“No me siento clasificado”

Honduras, por su parte, es tercera en la eliminatoria de la Concacaf, detrás de Estados Unidos y Costa Rica. A la selección que comanda Luis Fernando Suárez le basta un empate en su visita a Jamaica para poner su nombre en la lista de clasificados a Brasil 2014.

“Hemos hecho un gran trabajo, pero falta cerrar con broche de oro, falta un paso, el más importante. Por eso todavía no me siento clasificado”, aceptó el técnico antioqueño, quien está cerca de su segundo Mundial.

“Para mí es un orgullo poder dejar en alto el nombre de Colombia, más allá de que clasifique con otro país en donde han valorado mi trabajo y me han dado todo el apoyo para lograr este objetivo”, agregó Suárez, para quien “nuestros éxitos afuera confirman la calidad de los técnicos colombianos, su profesionalismo y don de gentes, así sea paradójico que a la selección nacional la haya clasificado un argentino”.

El fútbol colombiano está de fiesta. La mejor generación de jugadores en la historia espera brillar en Brasil, así como seguramente lo harán nuestros entrenadores, quienes ahora son profetas en tierra ajena.