Salvaje agresión a un árbitro y a un policía en el fútbol de Argentina

Los fanáticos del club Hertelendy, de la liga de Clorinda, no aguantaron perder y arremetieron contra el juez central después de pitar un penal.

Jugadores y fanáticos del club Hertelendy de Argentina agredieron al árbitro en un partido de la Liga de Clorinda.

La violencia en el fútbol no para. Sin importar la categoría en la que se juegue un mal arbitraje por lo general saca lo peor de los hinchas. Insultos y agresiones suelen ser la respuesta. Por lo menos así se vio en un encuentro de la liga de Clorinda, en Formosa (Argentina), donde fanáticos y jugadores del club Hertelendy agredieron al juez central, ayudantes y efectivos policiales por su actuación en el encuentro del sábado.

Un penal sancionado a favor de Primero de Mayo, a poco del final, fue lo que provocó el enojo de los jugadores del Hertelendy, que luego de que el rival marcara, y junto con los hinchas que saltaron al campo de juego, golpearon al juez del encuentro y a un uniformado que intentó defenderlo.

En las imágenes que reproduce el portal de Primicias de Clorinda se ve claramente cómo los simpatizantes de Hertelendy, con una indumentaria similar a la de Boca Juniors, se metieron al campo de juego y atacaron de manera muy violenta al árbitro y a un policía. No conformes con ello, intentaron ingresar al vestuario para agredir a los rivales.

Alejo Espinoza, de la Liga Clorindense de Fútbol, calificó el hecho como bochornoso y dijo: “son los mismos de siempre, sabemos quiénes son, van alcoholizados y drogados”. Sin embargo, no explicó por qué les permiten ingresar a los estadios en esas condiciones. El dirigente también aseguró que luego de recabar todos los testimonios se tomarán las medidas que hagan falta contra el club Hertelendey.

Espinoza, en declaraciones a medios de la ciudad de Clorinda, sostuvo: “lo que queremos es que a estos personajes se les prohíba el ingreso a las canchas”. Y agregó que desde la liga, junto con la policía provincial, “siempre trabajamos de manera coordinada para que tanto hinchas visitantes como locales puedan disfrutar de los encuentros deportivos”. “Hay clubes que se hacen los de la vista gorda a estas situaciones, pero no podemos permitir que esto suceda”, finalizó.

Tanto el árbitro como los efectivos policiales se encuentran fuera de peligro. Según informaron, por los incidentes aún no hay detenidos. Además, se abrió una causa penal para esclarecer las agresiones.

Temas relacionados