Sampaoli se siente un rehén

Un rehén del fútbol chileno, así calificó el entrenador Jorge Sampaoli su situación al frente de la selección campeona de América. Herido por cuestionamientos a su honra, el argentino está decidido a zafarse de su contrato y dejar al país suramericano en busca de nuevos desafíos.

Sin dejar dudas sobre su inminente partida, Sampaoli lanzó esta frase: “En este ambiente ya no quiero trabajar ni vivir en el país. Nunca imaginé que en tan poco tiempo se iba a destruir la imagen de un ídolo que tanto le dio al fútbol chileno”.

El argentino, que asistió el lunes a la entrega de premios del Balón de Oro como nominado a Mejor Técnico, disparó contra la nueva dirigencia del fútbol local, que busca mantenerlo en el cargo: “Se ha afectado mi honra y mi dignidad personal pretendiendo vincularme a todos los actos de corrupción del directorio anterior y de aprovechar esos momentos para sacar ventajas económicas. Eso es increíble e inaceptable”.

El director técnico fue ratificado el viernes en su cargo por las nuevas autoridades de la Federación de Fútbol de Chile, asumidas tras la intempestiva renuncia de Sergio Jadue, investigado por la justicia estadounidense en el marco del esquema de corrupción y sobornos de FIFA. Él contrató a Sampaoli hace tres años y la anterior administración fue la encargada del nuevo contrato que amplió la cláusula de salida del argentino.

Sampaoli vive una tensa situación, apenas seis meses después de tocar el cielo con las manos al darle a Chile su primera Copa América, venciendo en una final soñada a la argentina de Lionel Messi. El director técnico culpó a la dirigencia de Chile de una situación insostenible.

“Tuve que ir a declarar a Impuestos Internos”, por dudas sobre su contrato. “También concurrieron inspectores del trabajo a revisar (el Complejo Deportivo) Juan Pinto Durán como si fuera un delincuente. Si le digo que hasta sentía temor de que alguien me insultara en la calle y que me agarraran a trompadas”, reflexionó el entrenador.

Una judicialización que domina el fútbol chileno desde la salida de Jadue y que busca pistas sobre posibles fraudes en la Federación. “Estoy francamente decepcionado y en estas condiciones no puedo seguir cuando la mente la tengo puesta en otro lugar”, dijo.

A los constantes procedimientos de la justicia sobre la Federación de Fútbol se sumaron en los últimos días versiones que denunciaron supuestas evasiones fiscales de Sampaoli y la existencia de cuentas del entrenador en paraísos fiscales.

Temas relacionados