Samuel Etoó pateó accidentalmente a un rival en la cara