San Lorenzo, en busca del milagro

El conjunto argentino enfrentará este viernes al Real Madrid en la final del Mundial de Clubes.

San Lorenzo enfrentará en la final a Real Madrid. Foto: AFP

“No conocemos a San Lorenzo”, se sinceró el jueves Iker Casillas. En cambio, los jugadores e hinchas de Los Matadores, como apodan al club de Buenos Aires desde su época dorada en la liga entre 1968 y 1974, conocen bien al portero del Real Madrid. Admiran su gloria de Sudáfrica 2010, pero este sábado quieren recordarlo como en su caída de Brasil 2014. San Lorenzo, uno de los cinco clubes más populares de Argentina y el último de ellos en levantar la Copa Libertadores, en agosto, admite la superioridad de la plantilla merengue, aunque cree en milagros. Es el club del que es hincha el papa Francisco y fue fundado por un cura, Lorenzo Massa, en 1908. Por eso los llaman Los Santos y Los Cuervos, por la sotana negra de los sacerdotes.

“Real Madrid es, con Bayern y Barcelona, el que más desequilibrio individual tiene en el mundo”, admite el entrenador de San Lorenzo, Edgardo Bauza, que en 2009 había ganado otra Libertadores pero con Liga Deportiva Universitaria, de Quito. Ganador de 13 ligas argentinas, el club del Papa se encomendará este sábado al defensa colombiano Mario Yepes, que a sus 38 años llegó a los cuartos de final del Mundial de Brasil. En el medio campo se dejará en manos del paraguayo Néstor Ortigoza, robusto pero omnipresente, aquel que solo jugó un partido en la Copa del Mundo de 2010 en la que España eliminó a su país en cuartos; Enzo Kalinski, que nació en Santiago del Estero, en el noroeste pobre de Argentina, pero fue tentado para jugar por la selección polaca, nacionalidad que ha heredado de su abuelo; y Pablo Barrientos, que jugó un par de partidos con el seleccionado argentino hace seis años. Arriba solo apostará al uruguayo Martín Cauteruccio. Otro Martín, pero de origen argentino, Palermo, marcó en 2000 los dos goles con los que Boca Juniors le ganó 2-1 al Real Madrid de Casillas, Figo y Raúl en la Copa Intercontinental. San Lorenzo no pierde la esperanza de emular esa hazaña.

Con la camiseta azulgrana han brillado en 106 años de historia jugadores de renombre internacional como José Sanfilippo, Ricardo Lavolpe, Jorge Olguín, Oscar Ruggeri, Pablo Zabaleta y hasta hace poco meses Ángel Correa, que espera debutar en 2015 en el Atlético de Madrid después de recuperarse de una cirugía cardíaca. También aquí se destacaron dos españoles: Isidro Lángara, el atacante del Oviedo que combatió por el bando republicano, debió huir a Argentina tras la Guerra Civil y con sus goles entre 1939 y 1942 llevó a que muchos emigrantes españoles simpatizaran con este club que comparte colores con el Barça; y Ángel Zubieta, defensa del Athletic, que partió hacia el club porteño por los mismos motivos entre 1939 y 1952.

Bauza impuso dinamismo a San Lorenzo para ganar la Libertadores, pero desde entonces su juego se ha ido desdibujando y debió esforzarse para vencer en tiempo extra a una plantilla casi amateur como la del Auckland City en la semifinal del Mundial de Clubes. El entrenador promete que esperará al Madrid. En el banquillo, uno de sus baluartes, el centrocampista Leandro Rogmanoli, promete que sus compañeros jugarán con el “cuchillo entre los dientes”. Habrá que ver si así vencen los Matadores.