Santa Fe no sacó ventaja: igualó 0-0 ante River en la Recopa Sudamericana

Disputarán el partido de vuelta el jueves 25 de agosto en el estadio Monumental, de Buenos Aires, Argentina.

Santa Fe tuvo un regular partido este jueves ante River, en Bogotá. / AFP
Santa Fe tuvo un regular partido este jueves ante River, en Bogotá. / AFP

Aunque la Recopa Suramericana la disputan los campeones de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana en 2015, el nivel de ambos equipos es lejano al de aquel momento cuando alzaron las copas de los clubes más importantes de América. Anoche, en el juego de ida, el partido quedó 0-0 en el estadio El Campín de Bogotá, ante unas 22 mil personas, y todo se definirá la próxima semana en Argentina.

De aquel River Plate que se coronó a mitad del año anterior en la Libertadores no queda mucho, y ni qué decir de este Santa Fe, que de los 11 titulares solamente utilizó a tres campeones de la Sudamericana (Róbinson Zapata, Jeison Gordillo y Ómar Pérez). Tampoco son similares los estilos de juego. Por parte del cuadro argentino, el técnico sigue siendo Marcelo el Muñeco Gallardo, pero la gran mayoría de jugadores de aquella gesta ya no están y lo de ahora es prácticamente un proyecto nuevo, con muchos jugadores jóvenes, pero liderados por algunos experimentados como Andrés D’Alessandro y Leo Ponzio. Mientras tanto, el Santa Fe de Gustavo Costas, a pesar de haber ganado el título de la Copa Suruga Bank en Japón, hasta ahora está cogiendo forma.

Y quizás el nivel del fútbol que se vio anoche en el estadio El Campín, en el juego de ida, fue acorde con el momento que viven ambos clubes. Santa Fe desde el comienzo salió con una actitud ofensiva, de juego rápido y vertical, como le gusta a Costas, pero fue claro que se ha trabajado poco y por eso no hubo mucha precisión y buena entrega de la pelota en zonas determinantes del juego.

El gran problema de este Santa Fe modelo 2016 es la falta de generación de fútbol. Sin Ómar Pérez en forma, no hay ideas. Por más de que Costas le quiere dar toda la confianza al eterno 10 cardenal, éste no responde. Pero el problema es que el respaldo al capitán le está costando a un juvenil en proyección que venía creciendo, como Kevin Salazar. Este jueves el bogotano sólo jugó ocho minutos y en ese poco tiempo demostró que merece ser tenido más en cuenta porque le da otra dinámica al fútbol cardenal.

La definición de este certamen continental, es decir, quién será el supercampeón de América, será el miércoles de la próxima semana en el estadio Monumental de Buenos Aires. La serie sigue abierta y por el nivel mostrado por ambos equipos, el título está para cualquiera. Claro que hay que tener en cuenta que River de local se hace fuerte y su hinchada hará las cosas aún más difíciles para Santa Fe.

Temas relacionados