Se empieza a calentar el mundial