Se juegan sus últimas cartas

Uruguay, quinto en la eliminatoria suramericana, visita hoy en el estadio Internacional de Amán (10:00 a.m., Gol Caracol) a Jordania, en la ida del repechaje a Brasil-2014.

Óscar Washington Tabárez, entrenador de la selección uruguaya de fútbol. / AFP

El cuadro dirigido por Óscar Tabárez no quiere perderse la cita del año que viene en el país vecino y acude a Amán con sus mejores hombres. Entre ellos están sus dos delanteros estrellas, Édinson Cavani y Luis Suárez, que esperan darle a su selección el cupo al Mundial.

“La gente habla del favoritismo de Uruguay porque, con la estadística en la mano, está claro que tenemos mundiales, copas de América, pero yo digo que si Jordania llegó hasta aquí fue por algo y hay que respetarlo. Hace tiempo que se terminaron los favoritos en el fútbol”, afirmó Cristian Rodríguez, volante uruguayo.

Para estos partidos, la celeste no podrá contar con su portero titular, Fernando Muslera, quien sufrió la fractura de una falange del dedo mayor del pie derecho el pasado viernes en el último encuentro del Galatasaray en la Liga turca.

Por su parte, los jugadores de Jordania son conscientes de que el favorito para ganar la repesca es Uruguay, aunque quieren dar la sorpresa. “Haber alcanzado este repechaje muestra el tremendo trabajo de equipo que se ha realizado. Debemos tener en mente que somos el último equipo árabe representante de la zona asiática. Se trata de un esfuerzo árabe y no sólo jordano”, dijo el seleccionador, el egipcio Hossam Hassan.

En otro duelo del repechaje a Brasil 2014, la selección mexicana de fútbol recibirá a Nueva Zelanda (3:00 p.m. Gol Caracol) con la meta de lograr una ventaja suficiente para olvidar una de las peores eliminatorias mundialistas de su historia.

Tras clasificar de manera directa a los últimos cinco mundiales, en esta ocasión el “Tri” sólo logró de forma agónica el pase a la repesca y sigue bajo la amenaza de sufrir su primera ausencia mundialista en 24 años.

“Podemos ganar en las dos canchas”, aseguró Miguel Herrera, un técnico de fuerte carácter que gusta del fútbol ofensivo. ”Vamos a salir a matar por una buena ventaja”, agregó.

Sin embargo, Herrera decidió afrontar el choque más importante de los últimos años para el país sin figuras como Javier Chicharito Hernández (Manchester United, Inglaterra) y Giovani dos Santos (Villarreal, España), argumentando que viajar a México para la ida y luego a Nueva Zelanda representaría un desgaste contraproducente.

Mientras que el seleccionador neocelandés, Ricki Herbert, apuntó que a México lo concibe “muy vulnerable” y a que a sus jugadores los ha visto “nerviosos y con muchas dudas”, pero también reconoció que “es un buen equipo y en un buen día puede vencer a cualquiera”.

Nueva Zelanda llegó a territorio azteca el lunes por la noche, para contrarrestar de la mejor manera los efectos de los 2.248 metros de altura que hay en la Ciudad de México.