Selección brasileña partió a Inglaterra en busca del oro olímpico