Selección Colombia, con hambre y ganas de triunfar

En su segundo Mundial como entrenador, José Néstor Pékerman espera hacer historia junto a un grupo al que considera su familia.

El entrenador José Néstor Pékerman lleva más de dos años dirigiendo a Colombia. / AFP

Este sábadoel técnico argentino José Néstor Pékerman empezará uno de los caminos más importantes de su carrera. Será su segundo Mundial como entrenador —en Alemania 2006, cuando dirigió a Argentina, fue eliminado en cuartos de final—. A las 11 de la mañana, cuando se dé el pitazo inicial, Pékerman soñará con hacer historia junto a los 23 guerreros de la tricolor. “Me siento muy cómodo y muy colombiano, no tenía dudas de que iba ser así. Con la ayuda de este grupo pudimos coincidir muy bien. Creo que esa experiencia, de haber estado en un Mundial, ayuda, porque siempre lo vivido te hace más fuerte. Ahora tengo más condiciones para transmitírselas a un grupo de jugadores receptivos, con hambre y ganas de triunfar (...) Es lo que me ilusiona para hacer un buen papel”, señaló el argentino.

El hombre que dijo haber evitado que Lionel Messi jugara para España —después de que lo convocara a la selección de mayores de Argentina en 2005, cuando apenas iniciaba su carrera—, precisó que el partido de hoy frente a los griegos será “un partido muy bonito desde lo táctico”. Pékerman enfatizó en que los helenos han logrado consolidar su sistema de juego defensivo y que, a pesar de que los críticos del fútbol, especialmente los amantes del jogo bonito lo critican, cree que es un rival muy sólido que complicaría a Colombia y a cualquier equipo Suramericano.

“Grecia ha sido buena en anteriores mundiales y ha tenido un éxito notable en la Eurocopa ganada (2004). Sabemos que gran parte de esos jugadores están vigentes, lo que les permitió ganar una zona apretada para clasificar. Toda esa camada, entre los que están Sámaras y Torosidis, son un equipo muy competitivo, agresivo, y conocen la forma con la que les ha ido bien. Además tienen un entrenador que consolidó la idea en esta última etapa, agregándole cosas nuevas”, precisó el técnico de Colombia.

Pékerman agregó que se siente seguro de su equipo, pero que “esta competencia es única, se juega cada cuatro años con partidos decisivos y acá no se puede probar. Para muchos es la primera prueba, pero tenemos las condiciones para poder pasarla (...) Estamos muy felices de haber conformado un equipo competitivo en estos últimos dos años de eliminatorias. Sabemos que tenemos jugadores en grandes clubes europeos y esa experiencia la hemos utilizado tratando de tener un grupo unido, que juegue por la camiseta de Colombia y que no piense individualmente, porque eso hace un conjunto competitivo. El equipo toma el Mundial como un verdadero desafío de ser protagonista y llegar lo más lejos posibles”.

Por ahora no se conoce la formación de la selección Colombia ya que Pékerman, como es su costumbre, espera hasta el último momento, con el fin de prevenir que no se le escape el más mínimo detalle. Aseguró que en estos momentos el ambiente es el mejor, pues a pesar de los golpes que tuvo la selección tras la salida de Falcao García y Amaranto Perea por lesión —dos titulares y líderes del plantel— ha logrado sobreponerse porque es una familia.

“Sufrimos mucho ese día y lo pudimos demostrar porque el sentimiento sale de adentro. Este es un verdadero grupo, no es un simple comentario: es una familia. Mañana (hoy) van a estar Amaranto y Falcao acá con nosotros, porque nunca se han ido. Son cosas extradeportivas. Siempre ha sido un grupo muy unido porque afrontamos los problemas, pero luego trabajamos para lo que viene. No puedo negarlo: qué selección no quisiera tener a Falcao de centro delantero”.