Selección Colombia: a Rusia se llega por Barranquilla

La segunda ronda de la eliminatoria al Mundial se inicia este martes, con la fecha 10. Ganando los cinco juegos en el Metropolitano, la selección logrará el objetivo. En la tarde (3:30 Gol caracol) la cita es con Uruguay.

James y Bacca, dos de los pilares de la selección de Colombia. Foto: AFP

La distancia entre Barranquilla y Moscú, la capital de Rusia, en donde se disputará el Mundial de 2018, es de 10.338 kilómetros. No habría razón para justificar que para llegar a ese país euroasiático es necesario pasar por la capital del atlántico, sin embargo, para que la selección colombiana de fútbol logre la clasificación a su sexto mundial en la historia, debe hacer del estadio Metropolitano de Barranquilla su fortín, sumar los 15 puntos que están en juego y así se garantizará un cupo en la máxima cita orbital del fútbol, en Rusia. Si eso se cumple, no importa qué pase en los cuatro juegos fuera de casa. Este martes, ante Uruguay (3:30 p.m., por el Gol Caracol) será el primero de los cinco juegos que tendrá el equipo de Pékerman en condición de local, en los que el objetivo es claro: ser invencible.

Para obtener uno de los cuatro cupos directos a Rusia 2018 o el quinto del repechaje, Colombia tiene que mantener un rendimiento por encima del 50 % (actualmente es de 59%) y para ello, de los 27 puntos que quedan en disputa, mínimo debe sumar 14, para con 30 asegurar el tiquete a su segundo Mundial consecutivo, tras Brasil 2014.

La meta no está lejos, si se tiene en cuenta que en la primera ronda, que finalizó con el triunfo 1-0 ante Paraguay el jueves, la tricolor solamente jugó cuatro partidos en casa y cinco de visitante. En esta segunda ronda, que se inicia este martes, será diferente la dinámica, pues serán cinco los enfrentamientos de la eliminatoria en Barranquilla y cuatro fuera de casa, algo que se podría tomar como una ventaja por la efectividad del equipo de Pékerman en el estadio Metropolitano de Barranquilla. Por eso, cualquier cosa que se logre fuera sería ganancia.

Además de Uruguay, los otros cuatro rivales del equipo tricolor en Barranquilla en lo que resta de la eliminatoria serán Chile, Bolivia, Brasil y Paraguay, mientras que fuera de casa se cruzará ante Argentina, Ecuador, Venezuela y Perú. “Sabemos que Barranquilla es nuestra fortaleza, tenemos que seguir manteniéndonos así para cada vez estar más cerca del objetivo. Lo ideal es no negociar nuestro estilo y salir a proponer”, le dijo a este diario el delantero costeño Carlos Bacca, quien se perfila como titular esta tarde.

Con la ausencia confirmada de James Rodríguez, quien no se alcanzó a recuperar de una lesión muscular y ya se encuentra en Madrid, se espera que no haya grandes cambios en la nómina de José Pékerman para enfrentar al líder de la eliminatoria, respecto al equipo que venció a Paraguay. Por lo que se ha podido ver en las últimas prácticas acá en Barranquilla, es muy factible que los 11 inicialistas sean los mismos, no obstante, es posible que cambie a un volante de marca por un medio ofensivo. Es decir, sacar a Abel Aguilar o Wilmar Barrios para darle paso a Edwin Cardona o Macnelly Torres. En consecuencia los elegidos por el DT argentino serían: David Ospina; Santiago Arias, Yerry Mina, Óscar Murillo, Farid Díaz; Carlos Sánchez, Abel Aguilar, Juan Guillermo Cuadrado, Macnelly Torres; Luis Fernando Muriel y Carlos Bacca.

Por parte de los uruguayos, seleccionado que nunca ha podido ganar en Barranquilla en tres eliminatorias consecutivas (con derrotas 3-1, 5-0 y 4-0) tampoco se esperan grandes cambios en la nómina, respecto a la que le ganó 3-0 a Venezuela en la jornada anterior. La única ausencia es la del volante Nicolás Lodeiro, quien deberá pagar una fecha de sanción por acumulación de amarillas. El once del maestro Óscar Washington Tabárez sería con: Fernando Muslera; Mathias Corujo, Sebastián Coates, Diego Godín, Gastón Silva;  Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Cristian Rodríguez, Matías Vecino; Edinson Cavani y Luis Suárez.

Aunque al rival le dé duro el calor y la humedad de Barranquilla, hay que mencionar que en ninguno de esos juegos estuvo Luis Suárez, su goleador. Además cuenta con grandes armas, como la pelota quieta, y Colombia no puede confiarse. “El tema del clima y la humedad es algo que no podemos ni pensar, porque nos haríamos daño. Tenemos que entender que estamos en igualdad de condiciones y el partido se gana jugando y luchando”, comentó el chocoano Carlos Sánchez.

El estadio Metropolitano estará totalmente lleno, no queda una sola boleta en los expendios y las pocas que hay disponibles están en manos de los revendedores.

A Rusia se llega por Barranquilla y el objetivo es estar tras el partido, tres puntos más cerca del Mundial.