La selección Colombia tiene una cita con la historia

Ante Costa de Marfil, a las 11 de la mañana, Colombia buscará dar un paso inmenso rumbo a los octavos de final del Mundial de Brasil 2014. Aunque no se anuncian cambios en el equipo titular, Pékerman nunca ha repetido alineación.

Si algo ha caracterizado al técnico José Pékerman es que sabe planear los partidos. En los 24 encuentros en que ha dirigido la selección de Colombia, entre amistosos y oficiales, no ha repetido nómina, pero no porque carezca de un estilo claro de juego, sino porque varía su estrategia de acuerdo con el equipo rival.

Eso lo saben sus jugadores, ya acostumbrados a uno o dos retoques en las alineaciones. Ayer, en la rueda de prensa previa al encuentro de hoy frente a Costa de Marfil, por el grupo C del Mundial de Brasil 2014, el timonel ratificó que “tenemos que adaptarnos al rival de turno, porque cada uno tiene características diferentes. Debemos ocuparnos de algunos jugadores importantes, como Didier Drogba, Gervinho y Yayá Touré, referentes que ya todo mundo conoce, pero también otros que son muy importantes para su funcionamiento, como Didier Zokora, un mediocentro que ahora es el que pone la experiencia en la defensa, y el lateral derecho Serge Aurier, que generó mucho peligro ante Japón”.

Se nota que el entrenador de la tricolor ha estudiado bien a ‘Los Elefantes’, como se les dice a los integrantes del equipo del técnico francés Sabri Lamouchi, que en su estreno remontó un gol y se impuso 2-1 ante los nipones. “Tenemos que afianzar lo bueno que hicimos contra Grecia y soportar los embates del rival cuando tenga la pelota o esté en un mejor momento. Una de nuestras virtudes es que hemos sabido superar los altibajos”.

Será un duelo definitivo, porque el equipo que gane quedará con un pie en octavos de final. También podría significar un hecho histórico para Colombia, pues en sus 14 juegos en mundiales, la selección nunca ha ganado dos partidos seguidos. De hecho, ante Grecia sumó apenas su cuarta victoria, tras las que consiguió en Italia 1990 ante Emiratos Árabes, en Estados Unidos 1994 contra Suiza y en Francia 1998 sobre Túnez.

Un antecedente para tener en cuenta es que la única vez que Colombia enfrentó por Copa del Mundo a un país de la África negra, perdió. Fue ante Camerún, en los octavos de final de Italia 90, hasta ahora la mejor presentación mundialista de la tricolor.

“El debut fue un buen examen, pero ya quedó atrás. Aquí cada partido es una final y ahora solo pensamos en Costa de Marfil, porque empezar a especular con siguientes fases y posibles rivales puede ser fatal”, enfatizó el técnico, quien podría reforzar un poco la media cancha con una línea de tres volantes de marca y dejar dos creativos y un solo punta.

Esa variante no está confirmada, pero lo que sí es seguro es que la selección nuevamente será local. A Brasilia, la ciudad más moderna del país, capital política y administrativa, han llegado por lo menos 30 mil colombianos, que se encargarán de hacer vibrar el estadio Nacional Mané Garrincha, que tiene capacidad para 69.349 espectadores.