La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas

La selección Colombia ya tuvo el primer entrenamiento pensando en Argentina

Sin los dos centrales que jugaron de titular ante Chile por lesión, los dirigidos por José Pékerman preparan el partido ante los gauchos en un momento en el que las dos selecciones no se pueden dar el lujo de seguir cediendo más puntos.

La selección Colombia realizó este sábado su primer entrenamiento en suelo argentino con miras al partido del martes ante la Albiceleste por la clasificatoria sudamericana al Mundial Rusia 2018. (La selección Colombia ya está en Argentina: a jugar con la necesidad del rival)

El equipo que dirige el argentino José Pekerman arribó este sábado de madrugada a la provincia de San Juan, donde enfrentará a Argentina en el estadio San Martín de la capital.

Colombia viene de empatar sin goles ante Chile en Barranquilla y sigue dependiendo de sí misma para clasificarse.

Con el empate la tricolor subió al tercer puesto de la clasificación sudamericana con 18 puntos, uno más que Ecuador y Chile.

Tendrá enfrente a una Argentina maltrecha por la humillante derrota 3-0 ante su archirrival Brasil y con la urgencia de ganar para escalar posiciones que le permitan, al menos, ubicarse en la zona de repesca en el pedregoso camino de la clasificatoria.

Antes de viajar, el equipo realizó entrenamiento en la ciudad de Barranquilla, dividido en 2 grupos. Los jugadores que fueron inicialistas, hicieron trabajos de recuperación en gimnasio, mientras que los demás entrenaron en la cancha de la Universidad Autónoma del Caribe. 

Pekerman llegó con 26 jugadores y no contará con los desafectados Óscar Murillo y Yerry Mina.

El primero se encuentra suspendido tras recibir ante Chile su segunda amarilla, mientras que Mina fue descartado por una lesión muscular en el muslo izquierdo.

La selección 'cafetera' realizó un entrenamiento en el estadio a última hora de la tarde ante un centenar de personas.

El partido se jugará el martes desde las 6:30 p.m. en un estadio con capacidad para unas 30.000 personas y con boletos agotados.