La serie se define en casa

El equipo bogotano cayó 3-1 con Palmeiras y, aunque perdió en los últimos minutos la posibilidad de llegar con una desventaja de un gol, la llave no está finiquitada.

El arquero Luis Delgado poco pudo hacer para defender su arco. / AFP
El arquero Luis Delgado poco pudo hacer para defender su arco. / AFP

Millonarios perdió 3-1 frente a un flojo Palmeiras en Brasil, y aunque sus posibilidades de clasificar a cuartos de final de la Copa Sudamericana son escasas, tendrá la última opción de hacerlo en el estadio El Campín el próximo 23 de octubre.

A Millonarios le hizo muchísima falta Wason Rentería. En el primer tiempo fue un equipo inofensivo que en ningún momento generó peligro en el arco del equipo brasileño. Wilberto Cosme fue fácilmente referenciado por la defensa rival y la idea de poblar la mitad del campo con volantes no le salió a Hernán Torres. A Rafael Robayo, quien no fue el mismo aguerrido de semestres anteriores, capaz de echarse el equipo al hombro, le dieron la oportunidad de jugar y no la aprovechó.

En la zona defensiva aparecieron los errores de los que tanto se había hablado y, por culpa de ellos, el equipo local ganó el partido con muy poco.

El primer tiempo terminó 1-0 con gol de Obina, quien al minuto 12 recibió un gran pase largo de Carvahlo, le ganó en velocidad a la defensa embajadora y definió bien. Para el segundo período el partido siguió igual, sin embargo, el que nuevamente anotó fue Palmeiras por intermedio de Thiago Real, quien fusiló al arquero Delgado y puso el 2-0.

En los 20 minutos finales Millonarios intentó reaccionar. Torres envió al campo a Perlaza para acompañar a Cosme arriba, a Vásquez y a Otálvaro, y eso le dio un segundo aire al equipo azul, que se puso 2-1 gracias a un autogol de Artur. Muy poco duró la ilusión, porque tras un error infantil de Pedro Franco, Luan anotó el 3-1 final y le cortó las alas al azul.