Sin Jeison Murillo ni Carlos Sánchez, Inter venció 4-2 a la Fiorentina

Con la derrota del líder Juventus, la ocasión perfecta para acercarse era logrando los tres puntos en esta jornada. El equipo de Milán lo consiguió. mientras el Nápoles no pudo pasar del empate ante el Sassuolo.

El Inter subió al octavo puesto en la tabla. / AFP

En el último partido de la fecha, el Inter, en plena crisis de resultados, tomó un poco de aire al derrotar a la Fiorentina por 4-2, con un doblete de su capitán Mauro Icardi.

Adelantó a los interistas el croata Marcelo Brozovic (3) y ampliaron diferencias Antonio Candreva (9) e Icardi (19).

Con 3-0 a los 20 minutos, el Inter se relajó y lo aprovechó la Fiorentina para reducir diferencias con goles del croata Nikola Kalinic (37) y del bosnio Josip Ilicic (62).

Finalmente, el argentino Icardi puso el 4-2 final en el descuento (90+1).

Tras este triunfo, el Inter sube a la octava posición, con 21 puntos y supera, precisamente a la Fiorentina, quien suma 20.

El Nápoles sigue dando ventajas

El Nápoles fue incapaz de derrotar este lunes en su estadio al Sassuolo y sumó un punto (1-1) que no le permite acercarse a la cabeza de la clasificación de la Serie A, en la 14ª fecha del campeonato italiano.

El delantero napolitano Lorenzo Insigne adelantó a los locales poco antes del descanso (42), pero el Sassuolo sorprendió al empatar en el tramo final del encuentro (82), con un tanto del francés Gregoire Defrel.

Tras la derrota del líder Juventus el domingo (3-1 ante el Génova), el Nápoles tenía una ocasión de oro para meterse en la lucha por el título, pero el punto ante el Sassuolo le deja a ocho puntos del equipo piamontés, en la séptima posición del campeonato.

Y peor aún para los napolitanos, todos los equipos que están en la zona alta de la clasificación, excepto claro está la Juve, habían ganado sus partidos en esta jornada, con lo que el Nápoles también se aleja de Roma, Milan, Lazio, Atalanta e incluso el Torino le empata a 25 puntos.

Así, el equipo que dirige Maurizio Sarri, está a cuatro puntos de Roma y Milan, los otros dos equipos que ocupan puestos clasificatorios para la próxima Liga de Campeones.

Al Nápoles se le pusieron las cosas de cara cuando Insigne, en jugada individual, colocó un derechazo por la escuadra del arco rival para abrir el marcador.

Sin embargo, un pase en largo a la frontal del área lo enganchó Defrel para anotar su sexto gol en el campeonato, nada mal para un jugador que no se formó en la cantera de ningún equipo profesional y que llegó casi por casualidad a Italia en 2009, procedente de un club de la 10ª división francesa.

Tras el empate, el Nápoles buscó a la desesperada la victoria y a punto estuvo de lograrla cuando el español José Callejón estrelló un remate al palo.