"Esto es sólo el comienzo", fiscal sobre el escándalo de la Fifa

Este miércoles la justicia de Estados Unidos imputó a 14 miembros de la organización, 'ad portas' de la elección de un nuevo presidente.

Loretta E. Lynch, Fiscal

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta E. Lynch, aseguró que el Departamento de Justicia de este país está "determinado a acabar con la corrupción en el mundo del fútbol".

"Los detenidos utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo", afirmó Lynch en rueda de prensa junto al director del FBI, James B. Comey y otros altos cargos.

Lynch también acusó de participar de una red de “corrupción sistémica y desenfrenada” a los siete dirigentes detenidos en Zúrich y a otros siete que están bajo custodia del propio FBI.

“Las autoridades suizas detuvieron, a petición del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a siete de los 14 acusados de participar de una red de corrupción que lleva al menos 24 años usando de sus posiciones privilegiadas en el fútbol mundial para enriquecer con millones de dólares a través de sobornos y actividades ilegales”, afirma el comunicado publicado en la web del Gobierno estadounidense, que acusa a los investigados de “organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros delitos”.

"Es apenas el inicio de nuestro esfuerzo, no es el fin", dijo Currie en la misma conferencia de prensa en que la secretaria estadounidense de Justicia, Loretta Lynch, aseguró que los implicados "corrompieron" los negocios del fútbol a escala mundial.

También forman parte del proceso ejecutivos de marketing deportivo de Estados Unidos y Suramérica que acusados de “distribuir más de 150 millones de dólares en sobornos para cerrar acuerdos lucrativos de derechos de retransmisión de partidos y marketing de torneos internacionales de fútbol”. “Las acciones de hoy son sólo el comienzo de nuestro esfuerzo en erradicar la corrupción en el fútbol internacional”, declara la fiscal Kelly T. Currie en el mismo comunicado.