Suárez revivió a Uruguay

Tras superar una lesión que lo había dejado fuera del primer partido contra Costa Rica, Luis Suárez reapareció en escena y con un doblete logró que Uruguay se impusiera 2-1 sobre Inglaterra.

Luis Suárez celebra junto a sus compañeros el gol de la victoria. / AFP

Luis Suárez borró la lamentable actuación de su seleccionado ante Costa Rica, partido que perdió 3-1. Esta vez sí estuvo en la cancha y marcó la diferencia. Dos goles de ‘crack’ les dieron a los charrúas la victoria ante Inglaterra. Revivieron, no están muertos y aún hay posibilidades de repetir la hazaña lograda en Sudáfrica 2010, donde quedaron en el cuarto lugar. Atrás quedaron los lamentos y la garra volvió a ser el principal argumentó para el seleccionado suramericano, que más que fútbol tuvo motivación.

Aún le queda una difícil tarea ante Italia, que hoy juega contra la revelación del grupo, Costa Rica. Pero lo importantes, después de unos cambios —no jugaron los Diegos, Forlán y Lugano— en el esquema táctico, los dirigidos por Óscar Washington Tabárez recuperaron su juego, que básicamente es de transiciones rápidas de defensa a ataque y dos bloques defensivos bien planteados. El clásico 4-4-2.

Los goles fueron una maravilla. En el estadio Arena de São Paulo, colmado de uruguayos, la magia de la pareja ofensiva Édinson Cavani y Suárez salió a luz. En el minuto 38 el primero sostuvo un balón en el borde del área inglesa y no fue hasta que vio bien posicionado a Suárez que envió el centro. Un fuerte cabezazo sentenciaba el 1-0 parcial antes del descanso.

Iniciando el segundo tiempo, fue Rooney quien igualó el partido. Tras una excelente jugada del lateral derecho del Liverpool, Glen Johnson, quien evadió dos marcas y puso un centro perfecto, el ‘niño malo’ de Inglaterra marcó su primer gol en este Mundial. Todo parecía estar a favor de los británicos: mientras ellos atacaban con todas sus fichas, los uruguayos mantenían su posición defensiva, que resultó ser excelente, contrario a lo que sucedió contra los ‘ticos’.

Suárez seguía intranquilo. Un empate sepultaba cualquier ilusión charrúa. Pero todo cambió a los 84’. Un saque largo del arquero Muslera dejó habilitado a Suárez, quien en velocidad le ganó al central inglés Cahill y con un potente remate —como definen los grandes, a la cabeza del portero— sentenció la victoria. No importó la operación que le hicieron hace un mes, Luisito, uno de los goleadores de la liga inglesa, respondió con creces.

Sus compañeros del Liverpool —Steven Gerrard, Daniel Sturridge, Johnson, Henderson y Raheem Sterling— y compañía aún no están eliminados. Los ingleses tienen que esperar a que Costa Rica no le gane a Italia, algo que es probable. Ellos tienen cero puntos, pero de darse ese resultado, tanto los uruguayos como los costarricenses quedarían con tres unidades, lo que dejaría a Inglaterra con la posibilidad de sumar de a tres en la última jornada y definir el segundo lugar del grupo con el ítem de gol diferencia.

Las esperanzas cuelgan de un hilo, tanto para Inglaterra como para Uruguay. Este equipo en la última fecha deberá enfrentarse con uno de los favoritos al título: la Italia de Andrea Pirlo.