Todo listo para el pitazo inicial