Tres procesados del caso FIFA piden tiempo para presentar garantías de fianzas

En el caso FIFA, que ha dado lugar a dos grandes redadas a fines de mayo y principios de diciembre, hay actualmente doce personas y dos compañías que ya se declararon culpables y 27 individuos que se encuentran inculpados.

José María Marín, expresidente de la CBF. Foto: AFP

Tres acusados del caso FIFA, el expresidente hondureño Rafael Callejas, el extitular de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José María Marín y el guatemalteco Héctor Trujillo, pidieron más tiempo a la justicia de Nueva York para presentar garantías de sus millonarias fianzas.

Callejas solicitó un plazo extra de quince días hasta el 29 de enero para entregar la documentación requerida cuando fue puesto en libertad bajo fianza de 4 millones de dólares el mes pasado, según una carta presentada el viernes por su abogado en los tribunales federales de Brooklyn (sudeste).

"En nombre de mi cliente, Rafael Callejas, solicito de manera respetuosa una segunda extensión del plazo para presentar los documentos en garantía de su fianza", dice el letrado Manuel Retureta al juez federal Robert Levy, precisando que su pedido fue aprobado por la fiscalía estadounidense.

Callejas, de 72 años, presidente de Honduras entre 1990 y 1994 y titular de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) hasta agosto pasado, se entregó el pasado 15 de diciembre en Miami y, un día después, se declaró inocente ante Levy de los ocho cargos que se le imputan por asociación delictiva, fraude y lavado de dinero.

El 17 de diciembre fue puesto en libertad bajo una fianza de 4 millones de dólares, con arresto domiciliario con monitoreo electrónico y luego de entregar su pasaporte.

La fiscalía federal de Estados Unidos lo acusa, entre otras cosas, de haber recibido sobornos por un total de 1,6 millones de dólares para conceder derechos de transmisión de los partidos disputados por la selección hondureña.

Además de Callejas hay otro hondureño procesado por el caso de corrupción en la FIFA, Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf, quien fue extraditado el miércoles desde Suiza a Nueva York.

El pedido de Marín

Un pedido similar al de Callejas formuló José María Marín, expresidente de la CBF, para completar los requisitos de su libertad bajo fianza de 15 millones de dólares acordada en noviembre pasado, según una carta enviada el jueves por su abogado Charles Stillman al juez Raymond Dearie.

Stillman pidió plazo adicional hasta el 5 de febrero para presentar el último requisito del paquete de la fianza, una garantía bancaria de dos millones de dólares.

Marín, de 83 años, fue detenido en mayo pasado en Zúrich (Suiza) cuando estalló el escándalo de la FIFA y extraditado a principios de noviembre a Nueva York, donde se declaró inocente de cinco cargos en su contra, entre ellos asociación delictiva, fraude y lavado de dinero.

El 16 de diciembre, se declaró inocente de siete nuevos cargos incluidos en una segunda acta de inculpación de la fiscalía federal. Marín está acusado de haberse quedado con millones de dólares procedentes de empresas deportivas relacionadas con la venta de los derechos de la Copa América de 2015, 2016, 2019 y 2023, y de la Copa de Brasil entre 2013 y 2022.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ha sido golpeada de lleno por el escándalo de corrupción en la FIFA, ya que además de Marín están procesados su actual presidente Marco Polo del Nero y el histórico mandamás Ricardo Teixeira.

Este viernes también, el exsecretario general de la Federación de Fútbol de Guatemala (FENAFUTG), Héctor Trujillo, hizo una solicitud en la misma sintonía que Callejas y Marín a través de su abogado.

En su caso, el letrado Florian Miedel pidió una semana más de tiempo, hasta el 22 de enero, para presentar las garantías que completen la fianza de 4 millones de dólares que permitió a Trujillo obtener el arresto domiciliario.

Trujillo, detenido el 4 de diciembre en un crucero en Florida, se declaró no culpable el 30 de diciembre y fue puesto en libertad condicional el pasado 7 de enero.

En el caso FIFA, que ha dado lugar a dos grandes redadas a fines de mayo y principios de diciembre, hay actualmente doce personas y dos compañías que ya se declararon culpables y 27 individuos que se encuentran inculpados.