Tres puntos históricos

La selección de Bosnia y Herzegovina, que participa en su primer Mundial de Fútbol, buscará esta tarde, a partir de las 5:00, su primera victoria en Brasil, frente a Nigeria, que también necesita sumar para seguir con vida en el grupo F.

El delantero Vedad Ibisevic le anotó a Argentina el primer gol de Bosnia y Herzegovina en un Mundial de Fútbol. / AFP

Bosnia Herzegovina y Nigeria se enfrentan hoy a las 5:00 p.m., en el partido que probablemente acabe decidiendo el segundo puesto del grupo F por detrás de Argentina, que salvo catástrofe no debería tener problemas para imponerse ante Irán.

Nigeria tiene un único punto tras su empate contra Irán (0-0), en el que sin duda ha sido uno de los peores partidos del Mundial, y ahora tiene que ganarle a Bosnia, que probablemente se impondrá a los iraníes.

En cambio, incluso con 0 puntos, el cuadro balcánico ha debutado bien en el Mundial con sólo una corta derrota ante el gigante argentino (2-1), en un compromiso en el que durante varios minutos hizo ver mal el sistema defensivo del cuadro sudamericano.

“No era un partido clave. Nos podíamos permitir perder, pero no por una gran diferencia de goles. Es lo que hemos hecho. Espero que Argentina ganará sus otros dos partidos, así la cosa se decidirá entre nosotros, Irán y Nigeria”, subrayó el seleccionador bosnio, Safet Susic, tras el partido.

Susic, que dejó a Ibisevic en el banquillo contra Argentina para intentar reforzar el centro del campo y frenar a Messi, no debería tomar esta precaución frente a los nigerianos y plantear un dibujo más ofensivo.

“La verdad es que si empatamos ante Nigeria no me pondría mal, estaría feliz. No somos el tipo de equipo que juega para empatar sin goles, pero no podemos salir con todo contra los nigerianos, ya que son sólidos en defensa y peligrosos en la contra”, declaró el estratega de Bosnia.

Con la pareja Dzeko-Ibisevic delante y Planic y Misimovic justo detrás, los bosnios tienen medios para hacer daño a los nigerianos. Aunque sus resultados con clubes, principalmente turcos, no han sido excesivamente bueno, Susic ha sabido encontrar una nueva dimensión con la selección que condujo al primer Mundial de su historia con un juego ambicioso.

Por su parte y muy criticado tras su empate contra Irán, el seleccionador nigeriano, Stephen Keshi, quien reconoció que sus jugadores se habían mostrado ansiosos y habían acabado por frustrarse contra Irán, deberá volver a motivar a sus tropas.

Pero no descarta dar la sorpresa, inclusive contra Argentina: “Vimos lo que pasó con Costa Rica (que ganó a Uruguay) y Holanda (que venció a España). Es fútbol, no se puede prever nada. Como no ganamos, la gente va a creer que jugamos mal, pero no creo que sea el caso, creo que sólo nos faltaron los goles”, dijo Keshi.

Por lo mostrado en la primera jornada, las Superáguilas se alistan para crear las condiciones para un choque muy físico, mientras que Bosnia espera afirmarse atrás para resistir la presión y dejar que resuelvan Miralem Pjanic, del Roma, y Edin Dzeko, del Manchester City.

Bosnia cerrará su participación en el grupo F contra Irán el 25 de junio en Salvador, mismo día en que Nigeria estará jugando contra Argentina en Porto Alegre.

Temas relacionados