Un árbitro pierde los estribos en Kuwait