Un penal escandaloso en el partido entre Croacia y España

A España le regalaron un penal, pero Subasic, el arquero croata, se adelantó un metro y medio y atajó el remate de Sergio Ramos. El referí holandés Kuipers cometió un doble error.

Sergio Ramos cobra el lanzamiento desde los 11 metros. Danijel Subasic, adelantado tres pasos, se juega a la derecha. Foto: AFP

Corría el minuto 69 del partido entre Croacia y España cuando el árbitro holandés Björn Kuipers señaló el punto blanco del penal. Los jugadores croatas no podían creer la decisión. Muchos se fueron encima del juez central. Nadie entendía por qué había pitado. Lo único que se vio fue a David Silva caer seguido del defensor Šime Vrsaljko, quien a duras penas se pudo sostener tras tropezarse con la pierna de Aritz Aduriz.

¡Penal!, gritó el comentarista. Después de cobrada la falta no hay nada que hacer. No hay alegato que valga. El balón lo cogió Sergio Ramos. Parecía no haber mejor pateador para ese cobro desde los 11 metros que el del capitán español. El partido iba 1-1 y una victoria dejaba al conjunto dirigido por Vicente del Bosque con puntaje perfecto en la fase de grupos.

Con el balón ubicado en el punto penal, Ramos se acomodó con la pierna izquierda unos centímetros por delante de la derecha y con la mirada puesta en el esférico. Una inhalación profunda y una exhalación fuerte ahuyentaron los nervios. A su vez, en la línea de meta, Danijel Subasic saltaba. El guardameta hizo ver de más de dos metros de alto su metro con 82 centímetros, la portería se veía pequeña tras sus espaldas.

Mientras Ramos iniciaba su carrera para patear el penal, Subasic daba pasos agigantados hacia adelante. No fue uno, fueron tres. Parecía un achique. El arquero tapó el remate del defensor español y salvó a Croacia. Júbilo entre los hinchas. Antes del tiro, su compañero Srna habló con Subasic. Fue evidente que le aconsejó que se adelantara ya que ni el juez asistente ni Kuipers se iban a animar a ordenar la repetición del penal, conscientes de que habían cometido una injusticia. Doble error para el holandés.

Al final fue Croacia el que salió por la puerta grande al vencer 2-1 al cuadro español. Con este resultado el seleccionado dirigido por Ante Cacic se clasificó primero del grupo D con siete puntos. Segundo fue el combinado ibérico.