Un rival de talla mundial

A partir de las 3:00 p.m., por el Gol Caracol, la selección inicia oficialmente su preparación rumbo a Brasil 2014.

La única vez que las selecciones de fútbol de mayores de Bélgica y Colombia se enfrentaron fue días antes del Mundial de Francia 1998, cuando los europeos se impusieron 2-0 en el estadio Rey Balduino, de Bruselas.

Hoy, desde las 3:00 p.m., con transmisión por el Gol Caracol, se volverán a ver las caras dos protagonistas de aquel duelo: el arquero colombiano Farid Mondragón, ahora titular y en ese entonces suplente de Óscar Córdoba, y Marc Wilmots, entrenador del combinado belga, quien era volante de creación.

Para ambas selecciones será el primer partido oficial de preparación rumbo a Brasil. Ya sin la presión de las eliminatorias y encumbradas en el escalafón de la FIFA, esperan brillar en la cita del año entrante, en la que tienen como meta recuperar el prestigio que alguna vez tuvieron. Bélgica regresa a un Mundial luego de dos eliminaciones seguidas y Colombia tras 16 años.

El técnico José Pékerman, en la rueda de prensa previa al juego, destacó la categoría del rival y explicó la importancia de aprovechar las pocas oportunidades que hay para trabajar con el grupo de jugadores que irá a Brasil.

“Conocemos el potencial de Bélgica y el de algunos de sus jugadores. Es un equipo que se parece a Colombia porque ha tenido buenos futbolistas y ha sorteado las lesiones y las suspensiones”, dijo el estratega argentino.

Señaló además que “Colombia necesitaba jugar con dos rivales fuertes como Bélgica y Holanda, equipos a los que respetamos mucho y que tienen un estilo al que no estamos habituados, algo que nos va a servir mucho. Aunque están abajo de nosotros en el escalafón Fifa, porque estamos cuartos, sabemos que eso puede ser algo transitorio. No tengo duda de que ambas selecciones van a ser candidatas a hacer un gran Mundial”.

Ante los medios internacionales, Pékerman ponderó la actitud de sus jugadores y la disposición que tienen cada vez que son convocados al equipo nacional. “Hemos sorteado una dura eliminatoria. En la parte final hemos logrado asegurarnos un cupo entre los cabezas de serie y eso es valioso. Sin embargo, el tiempo para trabajar ha sido escaso, algo que se complicará aún más por las pocas fechas FIFA que hay. Por eso los juegos amistosos cobran importancia y hay que saber aprovecharlos”.

Dijo que lo que busca es “conseguir ese famoso equilibrio en el juego, marcar y que no nos marquen. Cuando se consigue, Colombia parece el equipo perfecto, y cuando no, tiene problemas. Sin embargo, nunca renunciaremos a ganar. De hecho, siempre hemos jugado con tres o hasta cuatro delanteros fijos”.

A pesar de que no adelantó la formación, porque “vamos a esperar hasta poco antes del partido, ya que es difícil ensamblar un grupo en un par de prácticas”, Colombia formaría con Farid Mondragón en el arco; Santiago Arias, Luis Amaranto Perea, Cristian Zapata y Pablo Armero en defensa; Abel Aguilar, Carlos Sánchez, James Rodríguez y Macnelly Torres en la mitad; y Teófilo Gutiérrez con Falcao García en el ataque.

Los belgas cuentan con ausencias muy importantes, como el capitán Vincent Kompany, el arquero Thibaut Courtois y el experimentado volante Dany Van Buyten, pero tendrán en su once al centrocampista del Manchester United Marouane Fellaini y los atacantes del Chelsea Eden Hazard, Kevin de Bruyne y Romelu Lukaku, quien actualmente está cedido en el Everton.

Después del juego, el equipo nacional se desplazará a Ámsterdam, para enfrentar el próximo martes a Holanda, en el Ajax Arena.