Un surcoreano para suplir a Jackson Martínez

El goleador surcoreano Suk Hyun-Jun dejó Vitória por el Porto, que no ha podido llenar el vacío que dejó el delantero colombiano.

El goleador surcoreano Suk Hyun-Jun, que pasó por la prestigiosa cantera del Ajax holandés, cambió el Vitória de Setúbal por el Oporto, que busca el refuerzo definitivo que supla el hueco dejado por el colombiano Jackson Martínez.

"Claro que soy un delantero y me gusta marcar goles, pero no voy a ser muy egoísta. Quiero dar mi contribución a los colegas de equipo y los resultados serán siempre colectivos, no individuales", manifestó Suk, que hoy entrenó por primera vez con sus compañeros después de firmar hasta el 2020 con una cláusula de rescisión de 30 millones.

Esta ha sido la primera gran jugada del mercado invernal del Oporto.

La contratación de Suk (9 goles en el campeonato luso) cubre la baja del ítalo-argentino Dani Osvaldo, que regresa al Boca Juniors después de cuatro discretos meses en "los dragones".

Aunque el coste de la operación del surcoreano no la ha divulgado oficialmente el Oporto, se estima que el club pagó 1,5 millones por el 70 % de los derechos económicos de su pase.

El delantero se postula como uno de los candidatos a ocupar el trono dejado Jackson Martínez, traspasado al Atlético de Madrid en el verano del 2015.

Desde que el internacional colombiano marchó a España, la responsabilidad de los goles ha recaído en el camerunés Vincent Aboubakar, un delantero notable, pero sin la variedad de registros técnicos y goleadores que tenía Jackson (marcó 92 goles en 136 partidos).

Suk, que mide 1,90 y tiene 24 años, acumula 9 dianas en la Liga portuguesa, una cifra nada desdeñable si se tiene en cuenta que representa al Setúbal, un pequeño club de media tabla en Portugal.

Solo han marcado más que el surcoreano el brasileño del Benfica Jonas (18 goles) y el argelino del Sporting de Lisboa Islam Slimani (13) y el atacante portugués Bruno Moreira (11).

Suk Hyun-Jun (Chungju, 1991) hizo furor esta temporada cuando anotó dos soberbios grandes goles en el triunfo del Setúbal ante el Académica de Coimbra (0-4), que arrancó los elogios del propio rival e incluso del Sporting de Lisboa.

El delantero inicia ahora una nueva y exigente etapa en el fútbol portugués, en el que se labró un nombre en los grandes clubes de la isla de Madeira, el Marítimo y el Nacional.

Antes de alistarse en el balompié luso, se había iniciado en el Yongin City FC y, a continuación, se hizo pruebas en el Ajax de Amsterdam, que lo contrató en el 2009.

Sin embargo, la falta de minutos durante dos temporadas le llevaron al Groningen, donde anotó en la 2011-2012 cinco goles en 20 partidos.

Después de media temporada con pocos minutos, fue transferido en enero del 2013 al Marítimo.

En su tercer partido en el club de Funchal, se consagró en el estadio José Alvalade, al marcar el gol de la victoria liguera ante el coloso Sporting de Lisboa (0-1).

Ese mismo año de 2013, golpeó a otro de los grandes de Portugal y su nuevo club, el Oporto, al anotar en el empate a un gol registrado en Madeira.

El Al-Ahli de Arabia Saudí, entonces entrenador por el técnico portugués Vítor Pereira (ex Oporto), pagó tres millones de euros por su pase.

Pero Suk se quedó con "saudades" de Portugal y regresó completada una temporada en Arabia (2013-2014), donde sumó dos goles en 14 encuentros.

En la 2014-2015, se alistó en el rival histórico del Marítimo, el Nacional de Madeira.

Allí jugó apenas media temporada con un saldo notable (5 goles en 19 partidos), hasta que en enero del 2015 se mudó a las orillas del río Sado, a Setúbal.

En el Vitoria de Setúbal sumó otros cinco tantos en 21 partidos en el primer semestre del 2015.

Temas relacionados