Universidad Católica ganó el pulso chileno de la Sudamericana

La 'U' venció 2-1 a Deportes Iquique en el juego de ida disputado en el estadio San Carlos de Apoquindo de Santiago de Chile.

Universidad Católica ganó este jueves por un estrecho 2-1 al Deportes Iquique un partido que dominó con amplitud y en el que perfectamente pudo construir una goleada a su favor.

En el partido de ida entre ambos por la segunda ronda de la Copa Sudamericana, el Deportes Iquique, sin hacer prácticamente nada llamativo, salvo defenderse con dientes y uñas, se encontró con un resultado que le abre esperanzas para el encuentro de vuelta, en el que será local.

Desde el comienzo se vio que Iquique sólo pretendía evitar una catástrofe. El equipo universitario machacó desde el primer minuto, con un disparo rasante de Mirosevic que se fue desviado.

En el minuto 3 el juez anuló un gol de Villanueva para la 'UC', por posición adelantada; a los 4 el equipo local cobró su primer córner y en los 11 Felipe Gutiérrez estremeció el horizontal con un tiro libre.

La defensa de Iquique, lenta y varias veces descolocada, sólo veía pasar a los jugadores de la 'UC', que buscaban por las bandas, con Valenzuela por la derecha y Cereceda por la izquierda, bien sustentados en Mirosevic y Gutiérrez, presentes en todas las jugadas ofensivas.

El gol era cuestión de tiempo. El portero paraguayo Limenza, bombardeado desde todos los ángulos, era la figura de Iquique. Un palo lo salvó por segunda vez, en los 33, tras un remate de Mirosevic que previamente rebotó en un defensor.

En los 37 vino la alegría local. Por el medio, Mirosevic abrió hacia la derecha para Valenzuela, que trepó por la banda y centró hacia el mismo capitán, que con un cabezazo sabiamente colocado abrió la cuenta. No podía ser más merecido.

En los primeros 45 minutos, Iquique llegó tres veces al pórtico rival: Un disparo lejano de Ríos (m.15), una entrada de Bogado (m.21), superado en el mano a mano por el portero Toselli y un tiro desviado de Ojeda (m.42).

El partido mantuvo el mismo tono en el segundo tiempo y recién en los 50 la 'UC' estiró la cuenta. Francisco Pizarro sirvió un tiro libre desde la izquierda y el central Enzo Andía impuso en el área su 1,93 metros de estatura para desviar de cabeza la trayectoria del balón y encajarlo en la red.

Con el 2-0 a su favor la 'UC' se relajó. Mantuvo su dominio del campo y la pelota, pero se relajo. La concentración menguó, las ganas también y lo mismo la velocidad. Dio la impresión de que los jugadores universitarios esperaban que el tercer gol llegara por gracia divina, pues sus ataques eran más blandos y Limenza seguía siendo figura en el pórtico visitante.

El técnico iquiqueño Fernando Vergara envió al campo a los veteranos Víctor Hugo Sarabia y Mauricio Donoso y el panorama comenzó a cambiar. El visitante afinó sus pases, ganó en profundidad y comenzó a inquietar a Toselli.

La 'UC' también introdujo cambios pero sus líneas se desordenaron mientras el equipo se reorganizaba y por ello tuvo que pagar un precio: en los 81 minutos, tras un córner, Michael Ríos sacó un disparo hermoso y descontó.

De ahí hasta el final, ya no pasó nada más. la 'UC' limitó su ahorro para el partido de vuelta e Iquique alimentó sus esperanzas.

Ficha técnica:

2. Universidad Católica: Cristopher Toselli; Rodrigo Valenzuela, Enzo Andía, Hans Martínez, Roberto Cereceda; Jorge Ormeño, Francisco Silva, Milovan Mirosevic (m.81, Pablo Calandria), Felipe Gutiérrez (m.78, Matías Mier); José Luis Villanueva y Francisco Pizarro (m.79, Kevin Harbottle). Entrenador: Mario Lepe

1. Deportes Iquique: Cristián Limenza; Michael Ríos, Juan González, Rubén Taucare, Patricio Gutiérrez; Arturo Sanhueza, Rodrigo Meléndez, Rodrigo Díaz (m.46, Álvaro Ramos), Fernando Martel (m.65, Víctor Hugo Sarabia); Cristián Bogado (m.65, Mauricio Donoso) y Lucas Ojeda. Entrenador: Fernando Vergara.

Goles: 1-0, m.37, Milovan Mirosevic; 2-0, m.50, Enzo Andía; 2-1, m.81, Michael Ríos.

Árbitro: El chileno Julio Bascuñán amonestó a Ormeño, Silva, Meléndez, Taucare y González.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda ronda de la Copa Sudamericana, jornada de ida. Disputado en el estadio San Carlos de Apoquindo, de Santiago de Chile, ante unos 8.000 espectadores.