Venezuela y Panamá fracasaron en el Mundial Sub-17

Las selecciones latinas finalizaron últimas en sus respectivos grupos.

Venezuela fracasó rotundamente en el Mundial Sub-17 2013.AFP

Las dos selecciones, que debutaban por primera vez en este certamen, sufrieron su tercera caída consecutiva. Venezuela 4-0 contra Rusia y Marruecos apabulló a Panamá 4-2, este jueves, en la tercera y última jornada de sus grupos, que selló el pasaje a octavos de Emiratos-2013 de marroquíes y uzbecos en ese orden en el C.

La zona D ya tenía a sus dos primeros clasificados a la segunda ronda, Japón y Túnez, que este jueves se enfrentaron en Sharjah para definir al primero y ese mérito se lo llevaron los subcampeones asiáticos, al remontar a las ‘Águilas de Cartago’ 2-1.

Los africanos se habían puesto en ventaja sorpresivamente con gol de Mohamed Drager (45+2), pero sobre el cierre del encuentro los nipones revirtieron la historia con goles del ingresado Daisuke Sakai (87) y del delantero Ryoma Watanabe (90+3).

Venezuela buscaba el milagro de convertirse en uno de los mejores cuatro terceros y para ello tenía que golear a Rusia y esperar otros resultados a favor, pero no cumplió ni siquiera su propia tarea.

En Fujairah, el equipo de Rafael Dudamel cerró su primera cita mundialista con un frustrante revés 4-0 ante Rusia, que ahora aguarda saber si puede ser uno de esos cuatro mejores terceros, con tres puntos y dos goles a favor.

El campeón europeo se impuso con tantos del defensa Aleksandr Makarov (16), del delantero Ramil Sheidaev (39, 85) y del armador del CSKA de Moscú Alexandr Golovin (45+2), gran figura de la noche.

La ‘Vinotinto’ Sub-17 había llegado entusiasmada a disputar su primer Mundial de la categoría, con la chapa de subcampeón sudamericano, pero el desafío le resultó demasiado duro, al perder contra Túnez (1-2), Japón (1-3) y la goleada de este jueves.

"Le fallamos al país. No jugamos al nivel que estábamos acostumbrados y nos vamos del Mundial con una deuda muy grande", afirmó Dudamel a la televisión venezolana.

Por otra parte, al igual que Venezuela, Panamá, que estaba con la soga al cuello y este jueves Marruecos que quitó el banquito en Sharjah, en un partido que arrancó al frente pero se derrumbó totalmente al recibir el primer tanto marroquí, ganador del grupo C con un fútbol de alto vuelo.

Los africanos, debutantes absolutos en Copa del Mundo de esta categoría, lograron el triunfo con un doblete de Younes Bnou Marzouk (30, 40) y goles de Hamza Sakhi (49) y Karim Achahbar (85), revirtiendo la diana de Werner Wald (20) que había abierto la esperanza del once de Jorge Dely Valdés.

Ervin Zorrilla cerró el marcador (88), con el que los canaleros lavaron un poco más su imagen totalmente desdibujada a lo largo de todo el segundo tiempo.

El vigente subcampeón de la CONCACAF, Panamá, octavo finalista en México-2011 en su primera participación mundialista, se marcha de tierra árabe con fracaso rotundo, último sin puntos en el marco de un grupo que se anunciaba parejo.