Por vestir de rosa, hinchas no dejaron jugar a su equipo

Deportivo Táchira no podrá jugar en casa hasta que culmine la investigación por este curioso hecho.

Foto tomada de centraldeportiva.com
Foto tomada de centraldeportiva.com

El equipo de primera división venezolana Deportivo Táchira no podrá jugar en casa hasta que culmine la investigación por la suspensión de su juego del domingo, impedido por fanáticos que criticaban que los jugadores vistieran de rosa en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama.

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) informó este miércoles en una nota que se dictó "medida preventiva de inhabilitación de la instalación deportiva 'Pueblo Nuevo'", sede del equipo, que ahora deberá jugar "fuera de la jurisdicción del Estado (Táchira, oeste) y a puerta cerrada" mientras dure el proceso de investigación del incidente que llevó a suspender el juego.

El partido que Táchira debía jugar el domingo contra Atlético Venezuela, correspondiente a la undécima fecha del Apertura-2012, fue suspendido ante la invasión del terreno por parte de fanáticos que se oponían a que los jugadores vistieran una camiseta rosa en respaldo a la lucha contra el cáncer de mama.La actividad, en apoyo a la Fundación Senos Ayuda, incluía además la entrada gratuita al juego de todas las mujeres que acudieran al estadio vestidas de rosado.

La FVF también dictó este miércoles "medida preventiva de suspensión provisional al club Deportivo Táchira del derecho a solicitar el veinte por ciento del aforo del estadio donde le corresponda jugar como visitante", según la nota de prensa.Igualmente, el equipo deberá implementar "medidas de protección para las unidades de transporte de los clubes" en el estadio donde jueguen y no permitir "en las inmediaciones del estadio aglomeraciones de seguidores de alguno de los clubes participantes".

La directiva del Táchira rechazó el lunes la actitud de los seguidores que impidieron el juego y dijo que seguirá apoyando causas benéficas.Por su parte, la barra de aficionados que se lanzó al terreno negó haber cometido un acto vandálico y aseguró que la protesta se generó porque ellos tildan a sus rivales de "rosadas".Táchira, uno de los equipos tradicionales de Venezuela y siete veces ganador del torneo local, pasa por un mal momento y actualmente está en el puesto 11 del torneo Apertura, con cuatro victorias, dos empates y cuatro derrotas.l

Temas relacionados