Violenta protesta en Río de Janeiro a dos meses del Mundial

Los hechos se registraron en Copacabana por la muerte de un habitante de una favela cercana.

Neumáticos incendiados, disparos y una violenta protesta bloquearon este martes de noche varias calles de Copacabana, una de las zonas más turísticas de Rio de Janeiro, tras la muerte violenta de un habitante de una favela cercana, constataron residentes de la zona.

La muerte del joven bailarín Douglas Rafael da Silva Pereira en la favela de Pavao-Pavaozinho, situada entre Copacabana e Ipanema, desató la violencia en la zona más turística de la ciudad a menos de dos meses de la Copa del Mundo, informó la prensa brasileña.

"Hay humo por todos lados, disparos en la calle y las personas corren para regresar a sus hogares. Varios camiones del Batallón de Operaciones Especiales de la policía acaban de subir" la colina hacia la favela de Pavao-Pavaozinho, dijo un estudiante que vive en una de las calles cortadas por la protesta.

"Cortaron la electricidad en toda la favela. No hay más luz, ni internet", añadió otra residente de la calle Saint Roman de Copacabana, cortada por la policía.

El portal de noticias G1 de Globo indicó que los manifestantes causaron destrozos en varios negocios de la zona, incluida una clínica privada en una concurrida esquina de Ipanema, uno de los barrios más caros de Rio.

Los amigos del bailarín, que trabajaba en un conocido programa televisivo, aseguran que el joven fue golpeado hasta la muerte por la policía de esta favela "pacificada" desde 2009, luego de ser confundido con un narcotraficante.

La policía indicó en un breve comunicado que "las circunstancias de la muerte de Douglas Rafael da Silva Pereira están siendo investigadas" y que el laudo médico "apuntó que las escoriaciones de Douglas son compatibles con muerte ocasionada por una caída".

Según G1, el bailarín trabajaba también como moto-taxi en la favela, y fue hallado muerto dentro de una escuela, sin rastros de disparos.

"Equipos de la comisaría estuvieron en el lugar (de su muerte, ndlr). Testigos y habitantes serán llamados para prestar declaraciones", añadió la policía.