A “Zizou” le llegó la hora en Real Madrid

Continúa crisis en el equipo de James Rodríguez. El estelar francés fue presentado como nuevo entrenador del club merengue.

Zinedine Zidane, nuevo entrenador de Real Madrid. / EFE

Sólo el tiempo dirá si la llegada del francés Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid beneficiará al volante colombiano James Rodríguez, quien no brilló por culpa de las lesiones y la falta de confianza del que hasta ayer fue entrenador de club merengue, Rafa Benítez, destituido como consecuencia de los discretos resultados del equipo en el semestre, pero sobre todo la poca química que tenía con los jugadores y la afición.

El paso del ex técnico de Valencia, Liverpool, Chelsea y Nápoli por el Madrid duró apenas siete meses, en los que dirigió 25 partidos, con un rendimiento del 70 por ciento, nada malo para cualquier equipo de élite, pero insuficiente cuando se trata del club más popular del mundo.

Su reemplazo será nada menos que el francés Zinedine Zidane, uno de los mejores futbolistas de la historia, quien a sus 43 años de edad asume el mayor reto de su carrera. “Tenemos al mejor club del mundo, a la mejor afición. Y lo que voy a intentar es hacerlo lo mejor posible para que este equipo gane algo este año. Lo importante es estar ya con el plantel y empezar a trabajar”, señaló el excapitán de la selección gala, campeón del mundo en 1998 y de Europa, en 2000.

Desde l verano de 2014, “Zizou” era el entrenador del Castilla, equipo filial del Madrid, con el que fue sexto en la segunda división B la temporada pasada y en esta ocupa la segunda casilla, tras 18 jornadas.

Zidane fue entrenador adjunto del italiano Carlo Ancelotti, con quien ganó la décima Champions League del club, hace año y medio. “Conoce perfectamente el club y la exigencia que tiene. Sabe lo que significa estar al frente de la primera plantilla y conoce a la mayoría de los jugadores, pues ha estado cerca de ellos”, señaló el presidente de la institución, Florentino Pérez, al presentarlo como nuevo timonel.

Algunos de los mejores futbolistas de la historia han optado por seguir sus carreras en los banquillos, con suertes diversas. El holandés Johan Cruyff y el alemán Franz Beckenbauer tuvieron éxito. El primero en el Ajax y luego en el Barcelona. El segundo, con la selección de su país, a la que llevó al título mundial en 1990.

Pero a los argentinos Alfredo Di Stéfano y Diego Maradona, en cambio, les fue mal. No lograron brillar como entrenadores. El brasileño Pelé prefirió dejar su imagen como jugador y nunca se dejó seducir por las ofertas para dirigir.

Otro francés, Michel Platiní, con quien Zidane disputa la corona de mejor jugador en la historia de ese país, tuvo un paso fugaz por la selección, entre 1988 y 1992, con un balance negativo, pues no clasificó al Mundial de Italia 1990 y quedó fuera en la primera ronda de la Eurocopa de Suecia 1992.

Zidane se encontrará hoy con la plantilla del Madrid y comenzará a implementar su filosofía de juego. En poco tiempo se podrá deducir qué tanto tendrá en sus planes a James Rodríguez, quien necesita un entrenador al que le guste el fútbol ofensivo para tener más opciones de jugar y poder consolidarse definitivamente en el equipo. El día del debut en el banquillo blanco será el próximo sábado en el Santiago Bernabéu, ante el Deportivo La Coruña.