Zubizarreta, fuera del Barcelona

Tras unas declaraciones que involucraron al presidente, el club español dimitió al director deportivo. Todo por la sanción del TAS.

Andoni Zubizarreta, hasta ayer director deportivo del Barcelona FC. / AFP

El presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, decidió rescindir el contrato de Andoni Zubizarreta, hasta ayer director deportivo de fútbol del club. Tras la derrota 1-0 del Barça frente a Real Sociedad, le preguntaron al exportero sobre su posible salida del club, apuntillada por la decisión del TAS acerca de la prohibición al Barcelona de fichar durante un año, y su respuesta quizá fue el detonante para que se tomara la decisión de su salida. Sin pelos en la lengua, Zubizarreta acusó al presidente Bartomeu: “Asumir la responsabilidad es explicar los hechos, cómo se tomaron las decisiones, pero poco tendría que explicar porque el vicepresidente que tenía es el presidente actual”. De este modo dejaba entrever que no sólo él debía asumir la responsabilidad por la sanción, sino también el actual presidente.

Hacía tiempo ya que el trabajo del exguardameta azulgrana y sus dos más estrechos colaboradores, Albert Valentín y Narcís Julià, era cuestionado en cada reunión de la junta directiva. De hecho, Zubizarreta amenazó con renunciar hace dos temporadas, cuando el club le informó de su intención de no renovar los contratos de Valentín y Julià. Finalmente, el director técnico del Barcelona logró que Sandro Rosell, entonces presidente de la entidad, diera marcha atrás a su decisión, y acabó renovando hasta 2016.

Bartomeu era consciente de que no podía presentarse a las próximas elecciones de la mano del actual director deportivo, pero los últimos acontecimientos han precipitado una destitución que bien podía haberse producido al final de la presente temporada.

Tras la salida de Zubizarreta, Carles Puyol, quien estaba adjunto a la secretaría técnica y sería un candidato para relevar a aquél, decidió renunciar. “He aprendido mucho, estoy muy agradecido y ahora quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. Quiero crecer tanto personal como profesionalmente para que, en un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa y devolveros todo lo que me habéis dado durante estos inolvidables años”, indicó. El próximo miércoles el presidente barcelonista deberá anunciar el nombre del nuevo director deportivo y la forma en la que piensa acometer la reestructuración.

Malos fichajes, su gran error

Zubizarreta, encargado de la política deportiva del club desde que regresara de la mano del expresidente Sandro Rosell, había sido muy controvertido en los últimos meses por los fichajes que gestionó el pasado verano. Los medios cuestionaron los 20 millones pagados al Valencia por el francés Jeremy Mathieu, de 31 años, y también el haber optado por el internacional belga del Arsenal Thomas Vermaelen, lastrado por las lesiones en los últimos años y quien todavía no ha podido debutar por esta razón. También fue controvertida la llegada del brasileño Douglas Pereira, fichado del São Paulo, debido a su nivel para jugar en el Barcelona, con el que casi no ha disp