Gabriel Fernández, el consejero

El 10 del Cali, equipo que se metió entre los ocho luego de vencer 2-1 a Nacional, dice que ahora es más maduro. “Antes no me preocupaba lo que le pasara al compañero. Ahora sí”, dice.

Se le siente tranquilo, sin los afanes de cuando jugaba en Millonarios. Incluso, ahora Gabriel Héctor Fernández pone en práctica una nueva faceta en su carrera deportiva: la de consejero de los jóvenes del Deportivo Cali. “Antes no le prestaba mucha atención a lo que le pasaba al compañero. Hoy sí me preocupa muchísimo”, dice el argentino de 34 años que ha pasado por 15 clubes de seis países diferentes, entre ellos Francia, Alemania y Chile.

¿Cómo está el ambiente en el plantel con la llegada del técnico Rubén Darío Insúa?

Estamos tranquilos. Nosotros tenemos que responderle a él con nuestro trabajo y poder cumplir los objetivos de grupo. Debemos brindarle nuestro apoyo porque nos gusta su estilo. Es un tipo con mucha experiencia, que ha ganado cosas importantes. Lo enfrenté en Ecuador (cuando jugué en Emelec) y siempre paró equipos protagonistas.

Ya están dentro de los ocho...

Las cosas han cambiado. Ahora tenemos que pensar en el próximo partido, ya estuvo bien haberle ganado a Nacional. Esperemos que podamos cumplir los objetivos con humildad.

A usted y a Gonzalo Martínez los habían apartado del equipo y ahora con Insúa regresaron. ¿Qué pasó?

Es un tema del que no quiero hablar. Ya está. A Gonzalo y a mí nos sacaron del equipo por dos fechas, pero ya está. El profe Insúa habló con nosotros, nos dijo que quería volver a empezar de ceros.

¿Cuál es su papel dentro de un plantel tan joven como este?

El de compartirles a ellos todas las vivencias de mi carrera deportiva. Los experimentados de este equipo tenemos esa oportunidad de aconsejarlos sobre temas en la cancha y por fuera de ella. Muchos han sido receptivos y para uno es un orgullo haber aportado con un granito de arena, pues ya muchos están en el exterior.

Seguramente hubiera agradecido que alguien hiciera lo mismo cuando usted empezaba en el fútbol.

Obvio, por eso les hablo. A mí me compró un club de Francia (SC Bastia) y allá debuté. Recién llegué, recuerdo que me costaba mucho el idioma y no hablaba con muchos. Además, era tímido, no me acercaba a preguntarles a los experimentados y eso hubiera servido mucho. No tuve ese chance. Ahora los jóvenes son más atrevidos, te preguntan. Por eso hay más diálogo.

¿Con cuál jugador joven se siente identificado?

Cada jugador tiene su estilo. De pronto Carlos Lizarazo, por la posición. Como él, acá hay otros compañeros que dentro de poco interesarán a clubes de afuera.

¿Ahora es diferente de cuando estuvo, por ejemplo, con Millonarios en 2005-2006?

Actualmente uno vive diferente. Ahora me siento más maduro. Las etapas que he vivido en el fútbol me han servido para aprender muchas cosas. Lo que me toca vivir hoy es muy diferente a lo que viví en Millonarios.

¿En ese entonces no era maduro?

No es eso. Maduro en términos futbolísticos. Uno con el correr de los años le va dando importancia a otras cosas. En Millonarios pensaba más en el día a día. Tal vez pensaba un poco más en mí. No le prestaba mucha atención a lo que le pasara al compañero. Ahora sí me preocupa muchísimo. Eso es producto de la misma edad.

Siempre ha dicho que se quiere retirar en el club albiazul.

Sí, claro. Porque viví cosas lindas en ese equipo. Pero ahora estoy en el Cali, donde estoy muy contento. De verdad que me han tratado bien aquí.

¿Cómo lo trata la gente en esa ciudad, luego de pasar del América al Cali?

Con tranquilidad. Saben que tocó irme del América. Es valioso que reconozcan lo que uno hizo. Ahora disfruto mucho este momento.

¿El fútbol alemán le sirvió para crecer como persona?

Sí. Me ayudó mucho en la parte de la maduración. Era mi regreso a Europa después de mucho tiempo. Uno siempre aprende algo de un equipo y más en un fútbol como ese.

¿Ya tiene apuestas para el juego entre Colombia y Argentina por eliminatorias?

(Risas). No apuesto nada, prefiero disfrutarlo. No me perderé el partido porque estará muy bueno. Colombia tiene gran equipo y sus jugadores son figuras en sus clubes.

 

últimas noticias

Juan Pablo Nieto y las segundas oportunidades

La resiliencia de Tiger Woods