La gloria sobre ruedas

Con 19 preseas doradas, Colombia ganó su noveno Mundial de Patinaje de Carreras.

La cifra era clara, contundente. De los últimos once Mundiales de Patinaje de Carreras que se habían disputado, Colombia había ganado ocho. En el récord histórico, el país sólo era superado por Estados Unidos, que llevaba tres títulos más. Ayer, sin embargo, la distancia se redujo. El equipo colombiano se llevó el certamen que se disputó en Yeosu, Corea del Sur, y ratificó su dominio en la modalidad. Los norteamericanos siguen reinando, pero ahora con menos margen.

En el último día de competencia, la delegación nacional comenzaba la jornada con una ventaja de dos oros sobre Corea del Sur. Los patinadores colombianos ya habían retenido el triunfo en pista y ahora sólo quedaba la ruta. Natalia Giraldo y Yenny Paola Serrano, en juveniles, cumplieron con un formidable 1-2 en los 20 kilómetros eliminación, y además en 500 metros ruta, Yesenia Escobar y Marta Garcés (damas) y Camilo Pérez y Andrés Campo (varones) obtuvieron sendos podios.

Los colombianos sólo necesitaban un oro más para retener el campeonato que habían logrado en Guarne, Antioquia, un año atrás. Y ayer, en los 500 m. baterías de mayores, el vallecaucano Andrés Felipe Muñoz volvió a cumplir: logró la presea dorada e hizo que Colombia fuera inalcanzable en el medallero general y en la clasificación por puntos.

Ya antes, en relevos, la fiesta había sido casi completa, pues la delegación nacional logró el primer lugar en juvenil mujeres, juvenil varones y mayores varones (la única medalla que se escapó en ese rubro fue la de mayores damas, donde Colombia fue cuarta). Algo era evidente: el título en el país asiático demostraba que lo conseguido en tierras antioqueñas no era casualidad ni producto de ser locales, sino resultado de un trabajo y una planificación.

En medio de la alegría, el dirigente Alberto Herrera, presidente de la Federación Colombiana de Patinaje, ratificó sus agradecimientos a los patrocinadores, a Coldeportes y al Comité Olímpico. “Ellos han respaldado este trabajo”, afirmó. “Depositaron su confianza en este Comité Ejecutivo, en este cuerpo técnico y particularmente en estos muchachos que cuando se calzan los patines se transforman y se convierten en un sólo país montado sobre ruedas”. Al final, elogió a todos los patinadores: “Saben que están representando a la Federación, a sus familias, pero fundamentalmente a un pueblo que quiere y siente el patinaje”.

Temas relacionados