Camilo está de regreso

El golfista colombiano ganó el título del Wyndham Championship, cuarto desde que está en el PGA Tour. El antioqueño recibió un premio cercano al millón de dólares y clasificó a los playoff de la Copa FedEx.

El golfista Camilo Villegas firmó, en la última ronda, una tarjeta de 63 golpes.

Cuatro años después el golfista colombiano Camilo Villegas volvió a saborear las mieles de la victoria. Hoy se coronó campeón del Wyndham Championship, uno de los torneos más tradicionales del PGA Tour, en el Sedgefield Country Club de Greensboro, Carolina del Norte, Estados Unidos.

La anterior victoria del antioqueño, de 32 años, había sido en 2010, cuando logró el título del Honda Classic. En 2008 tuvo su mejor temporada en el máximo circuito del golf, al imponerse en el BMW Championship y en el The Tour Championship.

Esa misma temporada había ganado el CVS/Caremark Charity Classic. También ganó el Coca-Cola Tokai Classic, en Japón, en 2007.

“Me he quitado un gran peso de encima. En los últimos años hice algunos cambios importantes en mi juego y siento que estaba jugando mejor, pero los resultados grades no llegaban. Por fortuna acá me sentí bien durante las cuatro jornadas, fui consistente y finalmente pude celebrar. Quiero agradecerles a todos quienes me han apoyado y me han tenido paciencia y confianza. A mis patrocinadores y a todo mi equipo de trabajo”, señaló el colombiano antes de la ceremonia de premiación.

Villegas, quien aseguró con esta victoria su presencia con privilegios completos en el PGA Tour de 2015 y en los playoffs de la Copa FedEx, hizo un torneo verdaderamente maravilloso. Sumó 263 golpes y terminó con 17 abajo del par del campo. El jueves hizo 63 impactos, los mismos que hoy, mientras que el viernes 69 y el sábado 68.

“En realidad estuve muy bien. Siempre me mantuve enfocado y concentrado, que es importante. Traté de no arriesgar demasiado y de jugar con calma, con un ritmo más relajado”, agregó Villegas, quien superó por un golpe al estadounidense Bill Haas y al sueco Freddie Jacobson.

En el torneo, Camilo finalizó con dos águilas, 17 birdies, 49 pares y solamente cuatro bogeys. No tuvo ningún doble bogey, que ha sido su gran dolor de cabeza, desde que comenzó a implementar cambios en su estilo de juego.

Villegas, brillante jugador en las categorías juveniles, se terminó de formar en la Universidad de Florida y desde 2004 es profesional. En 11 años jugando torneo en el PGA Tour se ha ganado el respeto de sus rivales y el reconocimiento de los medios. Sin embargo, cuando parecía que se iba a convertir en una de las grandes estrellas del circuito, entró en un bache que ahora termina con su demostración en el Wyndham.

“Uno trata de no pensar tanto en eso, pero la ausencia de victorias comienza a preocupar. En los últimos hoyos sufrí un poco porque veía que varios jugadores se me acercaban. Fue complicado mantener la calma”, admitió.

Cuando terminó su ronda, con una primera mitad de ensueño, se dirigió al club house y trató de calmarse. En el momento en que se confirmó su triunfo no celebró en exceso, pero tampoco pudo esconder su alegría.

“Ahora hay que seguir mejorando. Tratar de ser más constante con mi juego, porque así seguirán llegando los resultados. Esto me dará mucha más confianza para lo que viene”, agregó Camilo, quien este año ha jugado 26 torneos. En 18 de ellos pasó el corto, pero solamente en dos, antes del de hoy, había logrado meterse entre los primeros 25.