De fotógrafo a 'caddie'

Hoy en el Club San Andrés, de Funza, comenzará el Arturo Calle Colombian Classic, décimo torneo del PGA Tour Latinoamérica.

Ramiro Triana (izq.) y el golfista estadounidense Timothy O’Neal. / Gustavo Torrijos

El golf colombiano tendrá nuevamente una vitrina especial para demostrarle al mundo que este deporte sigue creciendo en el país, que está entre las potencias del continente. El tradicional campo del Club San Andrés, en Funza (Cundinamarca), recibirá la segunda edición del Arturo Calle Colombian Classic, el décimo torneo de la temporada del PGA Tour Latinoamérica, tercer circuito en importancia del PGA.

Con más de 90 jugadores internacionales y 40 colombianos, este certamen, que reparte una bolsa de premios de US$150.000, será de suma importancia porque a su término los primeros 10 jugadores en el orden de mérito (listado de ganancias) lograrán cupos para las finales del Q School, clasificatorio al Web.com Tour en diciembre. Además seguirá la lucha por consolidarse dentro de “los Cinco” del orden de mérito para ganarse la tarjeta full la próxima temporada en el Web. En marzo pasado, al quedarse con el TransAmerican Power Products CRV Open en Guadalajara, Manuel Villegas se convirtió en el primer colombiano en ganar en el PGA Tour Latinoamérica. Villegas, de 28 años, mantuvo su nivel y entra esta semana en el quinto lugar. Sin dudas es el principal colombiano a tener en cuenta. El Tour ya tuvo tres eventos en tierras colombianas, con dos ganadores argentinos y uno estadounidense.

El día de los cinco millones

En abril, cuando se disputó en Pereira el 66º Arturo Calle Open, quinto torneo de la temporada del PGA Tour Latinoamérica, Ramiro Triana llegó una semana antes a hacer el cubrimiento fotográfico del evento para una página de un amigo suyo llamada Travel and Marketing, una revista digital. Su misión era, además de tomar fotos, hacer notas de prensa. Triana viajó de Cartago hasta el Club Campestre de Pereira, donde se jugó el torneo. En los primeros días trabajó con una cámara básica; sin embargo, tras la exigencia de las fotos decidió pedirle a un amigo una cámara profesional. Al otro día regresó al club y al no saber usar la cámara le pidió a Carlos Avendaño, jefe de prensa de la Federación Colombiana de Golf, que le enseñara a manejarla. En unos minutos Avendaño le explicó el manejo básico y Ramiro salió al campo a tomar fotos.

Cuando iba a comenzar la competencia de profesionales, Triana se enteró de que había jugadores internacionales que estaban buscando caddies que entendieran algo de inglés. “Yo había sido caddie cuando tenía 15 años en el Club Farallones de Cali, así que me ofrecí y los de la organización me aceptaron”, cuenta.

Le tocó llevar la talega de Timothy O’Neal, un golfista estadounidense de 41 años con 15 como profesional y patrocinado por el actor estadounidense Will Smith. “Averigüé quién era y me contacté con él; chapuceando mi inglés nos comunicamos. Ya en competencia, hoyo tras hoyo fuimos entrando en confianza”, resalta Triana.

Para el día final del torno, O’Neal salió como líder, había jugado la mejor semana de su vida y estaba cerca de ganar su primer torneo en el circuito. “En el trayecto no es mucho lo que hablamos, yo simplemente le hacía algunas recomendaciones porque conocía el campo. De resto, él ejecutaba los tiros de acuerdo a lo que su experiencia le dijera y me decía qué palos le pasaba”, recuerda Ramiro.

O’Neal llegó al último hoyo con dos golpes de ventaja sobre el segundo, lo que lo relajó y le permitió jugar sin tanta presión para terminar levantando el título. “Fue muy emocionante, nos abrazamos, me dijo algunas palabras que no entendí y luego de la celebración me dio cinco millones de pesos. Cuando llegué a Pereira a tomar fotos nunca me imaginé que la semana fuera a terminar así. Además de eso me quedó una bonita amistad con él”, cuenta Ramiro, quien sigue en contacto con O’Neal para poder trabajar con él en los próximos torneos en Colombia. Por Facebook y correo electrónico se comunicaron durante estos seis meses para que en el torneo que comienza hoy en el Club San Andrés, nuevamente salieran juntos al campo.

Durante ese tiempo Ramiro siguió trabajando como periodista en la revista virtual de su amigo y como administrador de empresas independiente en Cartago, de donde viajó a Bogotá el lunes para verse con O’Neal y comenzar la preparación de este torneo.

Cuando llegó al Club San Andrés vio la lista de caddies y a O’Neal ya le habían asignado uno. “Pensé que había perdido el viaje, se me hizo raro porque ya habíamos quedado en que nuevamente trabajaríamos juntos. Fui a hablar con él y me dijo que había enviado un mail diciendo que yo era su caddie. Le tocó ir a hablar con los organizadores para que nos dejaran estar juntos. Luego todo se solucionó”, dice Ramiro, quien espera que en este torneo corra con la misma suerte de aquel mes de abril en Pereira. O’Neal es actualmente el cuarto mejor jugador de la temporada y si logra finalizar entre los cinco primeros al final, podrá ascender al Web.com Tour.

[email protected]

@luisguimonte