‘El Tucán’, la ayuda perfecta de Matt Kuchar para ganar en el PGA Tour, en México

El estadounidense de 40 años confirmó su asistencia al torneo pocos días antes y terminó ganando el Mayakoba Classic con un récord de 22 golpes bajo par, gracias a la ayuda de un caddie local.

Matt Kuchar Y "El Tucán", el caddie que le llevó los palos en el torneo que ganó en México. AFP

La mayoría de los jugadores que compiten en el PGA Tour generalmente viajan con un equipo de trabajo compuesto por preparadores físicos, nutricionistas, psicólogos, quiroprácticos y, como parte fundamental de sus profesiones, sus caddies. Sin embargo, en el mundo del golf no siempre se les reconoce como realmente lo merecen. Un jugador profesional no podría competir sin un caddie a su lado, no solo para cargar una pesada talega con 14 palos, sino por la confianza y lazos de amistad que construyen dentro y fuera de los campos.

Matt Kuchar es uno de los jugadores más experimentados del tour y siempre se ha destacado por su amabilidad con compañeros y seguidores. Con frecuencia se le ve sonriendo durante el juego y cuando ha perdido importantes torneos como el British Open de 2015 frente a Jordan Spieth, sus declaraciones siempre han sido con gran respeto y reconocimiento para los ganadores.

En 2013 logró el cuarto puesto del escalafón mundial y este domingo ganó en México el Mayakoba Classic tras cuatro años sin victorias. John Wood, caddie de Kuchar, no asistió al torneo porque en el calendario no estaba previsto que compitiera, pero días antes Kuchar anunció su presencia y viajó con toda su familia, aprovechando el espectacular destino que es la Riviera Maya.

Al no tener a su caddie titular les solicitó a los miembros del club una persona local para que cargara su talega y pudiera jugar. El elegido fue David Ortiz, coordinador de caddies de Mayakoba y conocido como "El Tucán" por su gran afición musical a la banda norteña Los Tucanes de Tijuana.

De inmediato hubo una conexión con Kuchar que se vio reflejada en el campo. El jugador estadounidense lideró de punta a punta el torneo y con 22 golpes bajo par convirtió a "El Tucán"en el primer caddie mexicano de la historia en ganar trabajando para un jugador del PGA Tour.

Hoy "El Tucán" es un ídolo para los caddies de su país y de diferentes partes del mundo. A parte de ser excelente en su trabajo, es un gran jugador y ha competido en distintos torneos aficionados de México.

Pero más allá de esta historia, hay que valorar a los directivos que promueven el crecimiento del golf desde todos los ámbitos. Permitir que los caddies jueguen en la semana y ayudarlos con programas que benefician a sus familias ha hecho que muchos de ellos se hayan convertido en figuras mundiales del golf, como fueron los casos de los argentinos Ángel Cabrera y Eduardo Romero.

El mensaje de la USGA ha sido claro en los últimos años para masificar el golf y uno de los primeros pasos es eliminar restricciones que alejan a los jugadores. En Colombia pasa en algunos clubes y generalmente los resultados son positivos, primero por el apoyo social que se les brinda y la oportunidad de cumplir objetivos a largo plazo, segundo por la afición y pasión que se generan sobre el golf y, finalmente, porque es el único camino para que el golf siga creciendo.