Phil Mickelson, leyenda y sombra de Tiger Woods

El pasado viernes ambos jugadores compitieron por 9 millones de dólares en una exhibición disputada en Las Vegas, Nevada. Al final, tras cuatro hoyos de desempate, el zurdo ganó este evento nunca antes visto en la historia del golf.

AFP y EFE

Desde que Tiger Woods ganó su primer torneo como profesional en 1996 se convirtió en el golfista de mayor impacto mediático de la historia. Otras estrellas como Arnold Palmer y Jack Nicklaus lo habían sido previamente, pero nunca al mismo nivel de él. Claramente, eran épocas y contextos completamente diferentes.

Tras ganar el Masters de 1997 por una ventaja de 12 golpes, Woods dejó de ser una proyección y se convirtió en la nueva estrella del golf mundial. Sin embargo, para transformarse en lo que es hoy, debió vencer a grandes jugadores a los que se les debe reconocer por sus grandiosas carreras.

Phil Mickelson es uno de ellos. Siempre fue el rival de Tiger, un zurdo mágico que pasará a la historia por su talento, por la fantasía en su juego corto, por la manera en la que piensa todos los golpes, porque es el preferido del público y por todos los títulos obtenidos en su carrera.

En la historia del PGA Tour es el segundo jugador que más plata ha ganado con 88.254.000 millones de dólares. Tiger, por su parte, lidera esta tabla con un total de 115.504.000. De la época moderna (1990 a la fecha) es el segundo jugador con más victorias en el PGA Tour: Tiger tiene 80, Phil 43. En ‘Majors’, Woods lleva 14 y Mickelson 5.

El tema de fondo, más allá de los récords, es la cantidad de jugadores que nacieron en una época en la que sólo uno dominó la mayor parte del tiempo. Afirmar que Phil habría sido el mejor si no le hubiera tocado la época de Tiger es subjetivo, también estaban Ernie Els, Davis Love III, Vijay Singh.

Lo único claro es que en un deporte como el golf, ganar al menos un torneo es de admirar. Pocos imaginan la presión y por lo que un jugador debe pasar para llegar al PGA Tour, superar un corte y quedar en el top ten de un torneo. En el mundo aproximadamente 25 millones de personas juegan golf, pero solo 125 logran estar en el PGA Tour.

Mickelson, psicólogo de la Universidad de Arizona y miembro del Hall de la fama, ya está cerca de los 50 años. Los que tuvimos la suerte de verlo sufrimos el US Open que perdió en el 2006 contra Geoff Ogilvy y las veces que no pudo ser el mejor del mundo.

No es sólo a Phil a quien hay que reconocerle una carrera repleta de triunfos. Es a todos los profesionales, desde los colombianos que compiten en algunos clubes del país, quienes hacen que las personas quieran, respeten, cuiden y se aficionen al golf.