Sin Tiger Woods, inicia el Masters de Augusta

El estadounidense está ausente por primera vez desde 1994 luego de someterse a cirugía por molestias en un nervio de la espalda.

EFE

La 78ª edición del Masters de Augusta se iniciará el jueves más abierto que nunca, sin un claro favorito, la ausencia del astro Tiger Woods y apenas seis hispanoamericanos, incluido el argentino Angel Cabrera, campeón de este torneo en 2009.

Primero de los cuatro torneos del Gran Slam, el Masters es el evento golfístico con mayor rating televisivo en Estados Unidos y en el resto del mundo.

Para muchos amantes del golf, el Masters de 2014 ha perdido un poco de su toque mágico debido a la ausencia de su más grande animador de la última década: Tiger Woods.

Ausente por primera vez desde 1994 luego de someterse a cirugía por molestias en un nervio de la espalda, que le venía afectando desde hace meses, Woods verá los toros desde la barrera

Ganador de 14 torneos Majors en su carrera, Woods ha ganado cuatro veces la famosa Chaqueta Verde del Másters (1997, 2001, 2002 y 2005).

Su ausencia representa una pérdida considerable para los organizadores, como muestra el hecho de que antes de anunciarse su baja, la reventa de un boleto para el día de práctica previo al inicio del torneo estaba en 1.000 dólares, y ahora ha bajado a la mitad.

"Tener a Tiger en un torneo sin duda crea más ruido, hay más atmósfera", reconoció el norilandés Rory McIlroy, uno de los favoritos al título.

- Una nueva camada toca la puerta -

Sin Tiger Woods en la pintura, con el sudafricano Ernie Els y el estadounidense Phil Mickelson entrando en su curva declinante después de los 40 años de edad, el Masters de 2014 podría traer un cambio de guardia en el golf mundial.

Una nueva camada de jugadores toca a las puertas defendidas por los veteranos, con el australiano Adam Scott encabezando el pelotón, en su condición de campeón defensor.

El pasado año, Scott ganó en un tenso desempate al argentino Angel Cabrera. Ahora tendrá el incentivo que, de ganar el Masters, desplazaría a Woods del primer lugar del ránking mundial.

"Siento que mi golf está en un punto en el que, si juego bien, tengo la oportunidad de ganar este torneo. Y lo siguiente es ser y mantenerme como número uno del mundo", declaró Scott, el más más saludable de los miembros del Top 5.

McIlroy lideró las tres primeras rondas del Masters de 2011 antes de colapsar en los últimos nueve hoyos para pasar a compartir el 15º puesto, siendo éste su mejor resultado en el torneo.

"Sólo me gustaría llegar al domingo de nuevo en buena posición y tener la oportunidad de ganar el torneo", dijo McIlroy. "Cada vez que cruzo el umbral aquí (en Augusta), de alguna manera se enciende el fuego dentro de mí".

Las apuestas de las principales casas en Las Vegas están 10 a 1 para Adam Scott y Rory McIlroy, 15 a 1 para Mickelson y Jason Day. También se paga 15 a 1 a que ninguno de los cuatro ganará.

- El 'Pato' Cabrera quiere volar de nuevo -

El cordobés Cabrera sorprendió al mundo en 2007 al ganar el US Open, y el 12 de abril del 2009 se convirtió en el primer latinoamericano en ganar el Masters de Augusta.

Pero el 'Pato' Cabrera arrastra desde hace meses molestias en el hombro derecho y sus resultados no han sido buenos. De los ocho torneos jugados este año, sólo ha podido hacer el corte en dos, lo que le ubica en el puesto 83 del ránking mundial.

Su presencia en Augusta se debe a la invitación de por vida que tienen todos los campeones del Masters.

Los españoles Sergio García (6º PGA), Gonzálo Fernández Castaño (44º), Miguel Angel Jimenez (40º) y el veterano José María Olazábal (476º) llegan con la misión de acabar con la sequía de 15 años sin que un europeo gane el Masters.

Olazábal, de 48 años, fue el último golfista del Viejo Contiente en ganar en Augusta, en 1999, su segundo pergamino después de la sorpresa en 1994. El, y su desaparecido compatriota Seve Ballesteros, son los únicos españoles en ganar el Masters en dos ocasiones.

El 'Niño' García es el de más posibilidades en esta edición, si puede controlar su temperamento y sus emociones.

"Para ganar en Augusta, uno depende de sus sensaciones de esa semana", indicó García, de 34 años, y quien estará disputando su decimosexto Masters.

Su mejor resultado en el campo de 7.435 yardas y par 72 de Augusta fue el cuarto lugar en 2004.

Temas relacionados