Inolvidable ceremonia del Deportista del Año 2014

Nairo Quintana, James Rodríguez, Jorge Luis Pinto, Luis Fernando Montoya y Efraín ‘Caimán’ Sánchez encabezaron el grupo de nuestro galardonados.

Una vez más, la familia del deporte colombiano se reunió para homenajear a sus héroes y brindarles un justo reconocimiento a tantas jornadas de entrenamiento y esfuerzo.

Como cada año, El Espectador y Movistar premiaron a los mejores deportistas del país, responsables de que la bandera tricolor ondeara en lo más alto y el himno nacional sonara en todos los rincones del mundo.

Nuestros atletas, humildes y agradecidos, respondieron a los aplausos y las ovaciones con sonrisa y amabilidad. Subieron al podio una vez más y prometieron seguir trabajando para mantenerse en la élite en sus respectivas disciplinas.

La ceremonia, llena de emotividad, comenzó con el reconocimiento a Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, mejor dirigente. Apareció luego Jorge Luis Pinto, el mejor entrenador, quien con la voz entrecortada le dedicó el premio a su familia.

La selección de fútbol de mayores, quinta en el Mundial de Brasil, fue el equipo del año y cerró la racha del balompié Efraín Caimán Sánchez, ex arquero y entrenador, quien recibió el galardón a su vida y obra.

Los mejores juveniles fueron la ciclista Camila Valbuena, el clavadista Alejandro Arias y los ciclistas John Anderson Rodríguez y Brandon Rivera. Con ellos están garantizados los éxitos en el futuro. Todos prometieron volver para subirse al podio de la categoría mayores.

El premio al Juego Limpio Guillermo Cano se le entregó a la Fundación Tiempo de Juego y la revelación del año fue el golfista Marcelo Rozo.

El momento cumbre de la ceremonia fue el reconocimiento a Luis Fernando Montoya como el Campeón de la Vida, justamente 10 años después de quedar cuadrapléjico. El Profe explicó cómo ha sido capaz de sobrevivir y confesó que sueña poder volver a abrazar a su hijo, algo que nadie duda que pueda cumplir.

El Personaje del Año fue el futbolista James Rodríguez, goleador del Mundial de Brasil y ya consolidado como figura en el Real Madrid. Su madre, Pilar Rubio, recibió el trofeo y felicitó a los demás deportistas galardonados.

En la categoría mayores fueron reconocidos el ciclista paralímpico Álvaro Gálvis, la bicicrossista Mariana Pajón, la tiradora Sara López, la saltadora Caterine Ibargüen, el piloto Gabby Chaves, el ciclista Rigoberto Urán, el gimnasta Jossimar Calvo, la patinadora Jersy Puello, la futbolista Yoreli Rincón y el saltador de alturas Orlando Duque.

El premio como Deportista del Año de El Espectador se lo llevó el ciclista Nairo Quintana, campeón del Tour de San Luis, la Vuelta a Burgos y el Giro de Italia.

“Me siento muy orgulloso por haber ganado este galardón por segundo año consecutivo. El periódico se imprimió en papel de color rosa el día que gané en Italia, ahora voy a trabajar duro y a hacer todo lo posible para que en 2015 se pinte de amarillo”, prometió el pedalista boyacense, en alusión a su gran objetivo para esa temporada, ganar el Tour de Francia.

Y no ahorro elogios para sus compañeros de podio: “a ellos, sus familias y sus entrenadores, una inmensa felicitación. Los logros son producto del trabajo de todos, así como en los míos tienen que ver mi familia, mi equipo, y especialmente mi señora y mi hija”.

Sobraron lágrimas y aplausos en la ceremonia más importante del deporte colombiano, en un año en el que nuestros atletas volvieron a demostrar que son nuestros mejores embajadores en el mundo y los verdaderos mensajeros de la paz.