Juan Esteban 'Ganicita' Ortiz, el bastión de Millonarios

Este miércoles (3:30 p.m.) será titular en Ditaires contra Itagüí, en juego de la séptima fecha.

Juan Esteban Ganicita Ortiz se crió en el barrio Belencito de la Comuna 13 de Medellín y aprendió a jugar fútbol motivado por su hermano 13 años mayor, Carlos Alberto, quien militó, entre otros equipos, en Medellín, Santa Fe e Itagüí. Juan Esteban, ahora en Millonarios, le sigue atendiendo los consejos a su hermano mayor, aunque ciertamente, como alumno suyo que fue, hace un tiempo que lo superó.

Su abuela tuvo 14 hijos y a todos los hizo fervientes hinchas del Medellín y en diciembre de 2009 Juan Esteban, también aficionado del Poderoso, les regaló el mejor Niño Dios a sus familiares: ser el primero en su familia en ganar un título con el Medellín. Fue contra el Huila, de la mano de Leonel Álvarez y celebrado por Ganicita a rabiar, porque un año antes se había perdido la final contra América, cuando dirigía Santiago Escobar, por una lesión muscular.

Hoy está feliz en Bogotá, aunque hace un par de días miró el calendario y sudó frío: enfrentaba al Medellín, equipo con el que debutó en 2006 con Javier Álvarez, donde jugó 125 partidos y anotó 5 goles. “No faltaron las llamaditas de mi casa, a advertirme que cuidadito les hacía un gol. Pero ante todo el profesionalismo, porque estoy con Millonarios, y ese día me lamenté no haber ganado los tres puntos (1-1), porque los merecimos”, asegura Ortiz.

El mismo Javier Álvarez, ahora técnico de las menores de Millonarios, lo llamó en diciembre pasado para que se uniera al equipo albiazul y no lo dudó. Se ha convertido en amo y señor de la parte medular del equipo: corta juego, organiza a sus compañeros y trata de imponer orden: “yo trato de salir jugando, pero es más normal que se me vea en funciones de destrucción”, asegura el paisa de 24 años, hincha de Juan Sebastián Verón.

Su misión es tratar, si se puede, de imponer un poco de orden: “A veces toca hablarle a Robayo, porque cuando vamos perdiendo sube bastante, por su ímpetu. Aunque a veces anota, ¿no? Él se deja hablar, pese a que no soy gritón, más bien soy callado”, suelta Juan Esteban, amante de la lectura y de la música, sobre todo del reguetón.

Hoy una vez más impartirá orden, pero en Ditaires, enfrentando a Itagüí, equipo que “ha sido muy irregular de local y contra el que tenemos que salir a proponer. Nosotros vamos en ascenso, así a veces la hinchada se impaciente”.

Y continúa: “Nosotros siempre estaremos en el ojo del huracán, pero le pedimos a la hinchada que esté tranquila, que nos mande muchas energías y nosotros responderemos con resultados”, concluye el bastión de este Millonarios.

 

últimas noticias