Juan Ramón Verón: En el 77 celebramos como 15 días

Siendo jugador y técnico fue artífice del primer título del Júnior. Está de visita en Colombia para el Torneo de Verano, que comienza hoy.

Después de haber ganado tres ediciones de la Copa Libertadores de América con Estudiantes de La Plata y jugar durante varias temporadas en el balompié griego, Juan Ramón Verón llegó al Júnior de Barranquilla en 1976 y un año después fue uno de los artífices del primer título del conjunto barranquillero.

Por estos días, es asesor del club pincharrata, que junto a Boca Juniors, Millonarios y Santa Fe, disputará desde esta noche el Torneo Internacional de Verano, en el estadio El Campín de Bogotá.

En una charla amena y nostálgica, en uno de los restaurantes más futboleros de la capital de la república, El Fhorno de las Carnes, La Bruja, como se le conoce en el ámbito del fútbol, habló del Estudiantes campeón del mundo, de su paso por Colombia y, por supuesto, de su hijo Juan Sebastián, el último ídolo del club que los Verón llevan en su sangre.

¿Cuál fue la clave del Estudiantes de finales de los 60, que no había ganado nada y llegó a ser campeón mundial?
La identidad que tenía ese grupo, de la mano de Oswaldo Juan Zubeldía, un adelantado del fútbol. Fue el primer técnico que comenzó a trabajar en la cancha, se vestía de cortos y daba instrucciones en la práctica. Antes no era así, todo lo hacían desde la tribuna, en una oficina. Tenía un estilo único, era como un compañero, un amigo, no un jefe. Además, se preocupaba por cada persona en el grupo. Y, bueno, teníamos un equipazo también.

¿Qué recuerda de los tres títulos de Copa, 1968, 69 y 70?
Que en nuestra primera participación en Copa enfrentamos a Cali y Millonarios en la ronda inicial. En la final vencimos a Palmeiras en casa, pero perdimos en Brasil. Nos tocó celebrar el título tras un partido extra en Montevideo. Fue durísimo. La Copa Intercontinental nos tocó disputarla con el Manchester United. En la Boca quedamos 1-0 y allá empatamos 1-1. Después ganamos dos Libertadores más, contra Nacional y Peñarol.

Y se fue para Grecia.
Sí, llegó una buena oferta del Panathinaikos y me fui para allá. Fue duro por el idioma, pero en general la pasé muy bien. En esa época fuimos varios jugadores suramericanos y eso nos facilitó todo. Me fui cuando cayó la dictadura, a finales del 74.

¿Cómo llega a Júnior?
En el 75 regresé a Estudiantes, porque me llamó Carlos Bilardo. Salimos subcampeones y yo me quería ir. Me contactaron de Júnior y no dudé en venir, aunque no sabía dónde era Barranquilla. Luego me gustó la ciudad, el clima, me encanta el calor. También las frutas.

En el 77 logra el título como jugador-técnico.
Sí, fue algo que pasó sin ser planeado. José Varacka se fue a mitad del torneo finalización y como yo era uno de los más experimentados, me pidieron que me hiciera cargo del grupo.

¿Cómo fue eso?
Pues no me puse a inventar, todo estaba definido. Por ahí una vez saqué a Rafa Reyes y me respondió: “¿por qué no te sacas tú?”, pero luego en el camerino me pidió disculpas. Otra vez me tocó sancionar al Indio Solari por un acto de indisciplina y los otros jugadores me pidieron que lo perdonara, que lo necesitábamos, porque era el que más corría, el que más metía. Yo les dije que hablaran con él, pero que yo no lo haría, no podía dejar que hiciera lo que quisiera.

Y salen campeones, el primer título de la historia.
Recuerdo especialmente la celebración, duró como 15 días, una cosa de locos.

Luego fue al Cúcuta.
Y lo pusimos a pelear. Era un equipo de la parte baja de la tabla y nos metimos arriba.

Usted era delantero, ¿cuántos goles hizo aquí?
Sesenta en tres temporadas. Un goleador debe tener intuición y siempre estaba bien ubicado para empujarla.

¿Qué jugadores le impactaron acá?
Willington Ortiz, que era el mejor del momento. Y Arnoldo Iguarán, que apenas comenzaba, era una máquina.

¿Le molesta que lo comparen con su hijo, Juan Sebastián?
No, pero somos diferentes. Él tiene una trayectoria impresionante, escribió una gran historia.

¿A usted qué cuenta le quedó pendiente como jugador?
Jugar un mundial. En mi época la selección estaba muy desordenada y no peleaba nada. Pero en general me siento muy satisfecho con lo que hice.

Temas relacionados