Júnior sueña con el título de la Liga Águila: ...Andaba de parranda

El conjunto barranquillero se tomó revancha de la derrota en la final del semestre pasado y eliminó a Atlético Nacional en Medellín, en la definición por cobros desde el punto penalti.

Los jugadores de Júnior celebraron a rabiar en el estadio Atanasio Girardot de Medellín su dramática  clasificación a la final de la Liga Águila. /Luis Benavides
Los jugadores de Júnior celebraron a rabiar en el estadio Atanasio Girardot de Medellín su dramática clasificación a la final de la Liga Águila. /Luis Benavides

En apenas ocho días Atlético Júnior resucitó dos veces. “No estaba muerto, andaba de parranda”, dicen ahora sus hinchas rebosantes de alegría, pues están en la final de la Liga Águila.

El domingo pasado perdía 4-1 ante Millonarios y en el último minuto Vladimir Hernández anotó el gol que obligó a la definición por penaltis, en la que ganó 4-2 el cuadro barranquillero.

También en los cobros desde los 12 metros, Júnior eliminó ayer a Nacional, después de empatar los dos partidos de la semifinal, 1-1 el miércoles, en el estadio Metropolitano y 0-0 ayer, en el Atanasio Girardot.

“Nos creyeron muertos y ese fue un error. Vinimos a Medellín sin tanta presión, pero con la convicción de tener argumentos para dar la pelea, ante un gran rival y una tremenda afición. Fue una serie dura, como siempre contra Nacional, pero tuvimos la fortuna de estar más finos en los penaltis”, explicó el técnico Alexis Mendoza, de brillante campaña en el club rojiblanco, al que llegó el noviembre de 2014.

En año y medio, Mendoza ganó la Copa Colombia y clasificó al Júnior en los tres torneos que disputó. Jugará, además, su segunda final consecutiva.

“La ilusión es el título, esa es nuestra meta, colgar la octava estrella en el escudo”, dice convencido de que “dimos un paso más, uno grande, pero todavía falta mucho, 180 minutos de lucha contra Medellín o Tuluá, porque en esa serie, a pesar de la ventaja del equipo de Leonel Álvarez, no hay nada definido”.

Mendoza no ahorró elogios para sus muchachos: “Este plantel cada vez me sorprende más. Se levantó en Bogotá después de los cuatro goles, se levantó en Barranquilla tras un primer tiempo muy discreto, y aquí tuvo la valentía para salir a proponer, a buscar , a atacar al mejor equipo de Colombia en los últimos años. Teníamos convicción y lo demostramos”.

Después de haber sido campeón en 1977, 1980, 1993, 1995, 2004-II, 2010-I y 2011-II, Júnior tiene la posibilidad de conseguir su octavo título, ese que le fue esquivo a finales de 2014 y 2015, en dos definiciones tan dramáticas como la de ayer, en las que cayó frente a Nacional, que pasó de verdugo a víctima.

Júnior no ha definido ningún título frente a Medellín o Cortuluá, aunque en 1993, cuando salió campeón, el rojo paisa fue subcampeón. En esa época se jugaba cuadrangular final y en la última fecha Medellín celebraba ya el campeonato cuando Oswaldo Mackenzie le anotó un gol al América, lo que le dio la estrella a los rojiblancos.

Reinaldo Rueda, quien tuvo como asistente técnico durante casi 10 años a Alexis Mendoza, aceptó con gallardía la victoria de su discípulo y explicó que “fallamos al no liquidar la serie en el primer tiempo en Barranquilla, cuando éramos muy superiores y no supimos definir. Júnior es un equipo muy aplicado, que sabe a qué juega, y esa es una gran virtud de Alexis. Ahora nos toca hacer unos ajustes y salvar el año cumpliendo el sueño que todos tenemos, ganar la Copa Libertadores de América”.