Filosofía de juego del exentrenador argentino

La salida “Lavolpiana”

Noticias destacadas de Deportes

Ricardo La Volpe fue arquero suplente de la selección de Argentina en el título mundial de 1978. Bajo la dirección técnica de César Luis Menotti aprendió conceptos que aplicó desde 1983, cuando dejó de ser futbolista y se convirtió en entrenador del Oaxtepec de México, país en el que hizo la mayor parte de su carrera como estratega, que dio por terminada ayer.

Del otro técnico campeón del mundo con Argentina, Carlos Salvador Bilardo, La Volpe tomó el esquema 5-3-2 y promovió la salida con la pelota a ras de césped en sus equipos. Lo hizo en el Atlante que sacó campeón en la temporada mexicana de 1992-93. En cada uno de los conjuntos que dirigió dedicaba al menos 30 minutos de cada entrenamiento para que los tres defensores centrales avanzaran con la pelota mientras los carrileros ensanchaban el campo, el arquero se ofrecía como opción de descarga para empezar de nuevo y los mediocampistas y delanteros formaban triángulos que, al mismo tiempo, significaban posibilidades de entrega.

Esa transición a través del toque fue denominada “la salida Lavolpiana”, de la cual Josep Guardiola tomó nota cuando fue jugador de Dorados de Sinaloa (2005-2006) y, simultáneamente, La Volpe aplicaba ese modelo de juego en la selección mexicana. El entrenador que hizo historia con el Fútbol Club Barcelona (2008-2012) habló en un artículo en El País de España sobre la ideología del argentino.

“La Volpe ha escogido que su defensa salga jugando. No que empiece jugando, que es otra cosa. Para él, empezar jugando es pasarse la pelota entre los defensas, sin mucha intención, para luego pasarla algunas veces y lanzarla, la mayoría de las veces. Pero La Volpe obliga a otra cosa. Obliga a salir jugando, que no es otra cosa que jugadores y pelota avancen juntos al mismo tiempo. Si lo hace uno solo no hay premio, no vale. Han de hacerlo juntos. Como lo hacen los novios cuando salen juntos”, explicó el actual estratega del Manchester City.

Si iban 29 minutos de ejercicio perfecto en la práctica, y sus dirigidos cometían un error en la salida “Lavolpiana”, debían volver a comenzar. El cronómetro a ceros y corría de nuevo la media hora, hasta que saliera perfecto. “Siempre dije que mi filosofía es un equipo agresivo, en lo ofensivo y defensivo, con la importancia del manejo de la pelota”, argumentó el propio La Volpe. 

Muchos de los dirigidos de La Volpe después se convirtieron en entrenadores y aplicaron su filosofía de juego. Entre ellos, Jorge Almirón, extécnico de Atlético Nacional, y Miguel Herrera, exestratega de la selección mexicana y tricampeón con el América de ese país. Y aunque La Volpe consiguió apenas tres títulos en su carrera como técnico, dejó un legado para los amantes del juego y la táctica. También por sus constantes diferencias con Hugo Sánchez y sus polémicos debates en los medios de comunicación.

“Otros, ganaron 10 títulos, pero no los llama nadie ni para dirigir a sus nietos. Yo tengo una filosofía, como El Flaco Menotti que ganó un solo título en el 73, pero sus equipos dieron espectáculo. Eso es una maestría”, destacó Ricardo Antonio La Volpe Quarchoni, quien, además de su extensa experiencia en el fútbol mexicano, dirigió en Argentina a Vélez, Banfield y Boca Juniors, con el que perdió un título de primera división en 2006 tras caer en la final contra Estudiantes de La Plata. Ahora quiere ser director deportivo y dedicarse a las damas chinas y el ajedrez, porque no le gusta el azar. “Voy en contra de la suerte”.

Comparte en redes: