Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 1 hora

La 'Legión' tendrá su revancha

El equipo dirigido por Tito Vásquez derrotó a Serbia y enfrentará en su cuarta final del certamen a España, con la que cayó en la de hace tres años, en Mar de Plata.

Era la oportunidad perfecta: enfrentaban a España sin Rafael Nadal, quien estaba lesionado, en Mar de Plata y en superficie dura. Había llegado la hora de que el equipo argentino se alzara con la ensaladera de campeón de Copa Davis, luego de que se le escapara de las manos en la final de 1981 contra Estados Unidos y en 2006 frente a Rusia, en ambas ocasiones como visitante.

Pero tal vez ésa, la de hace dos años ante los ibéricos, fue la más dolorosa. Feliciano López dio el batacazo y superó en cuatro sets a Juan Martín del Potro, Fernando Verdasco superó a José Acasuso y los mismos López y Verdasco se impusieron en el juego de dobles a Acasuso y Agustín Calleri. España, entonces, se consagraba campeón por tercera vez en la historia.

Hubo lágrimas en el estadio Islas Malvinas, en el que estaba presente un acongojado Diego Armando Maradona. El entonces capitán del equipo, Alberto Mancini, se marchó e inició el nuevo ciclo Tito Vásquez, en un mar de dudas y sobre todo, de resignación, pues Argentina es el único equipo grande que no se ha consagrado.     

Pero tres años después el equipo de Tito Vázquez tendrá servida su revancha ante la ‘Armada Española’, que luego del batacazo en 2008 se alzaría con un título más en 2009, al derrotar en Barcelona a República Checa. Será la hora de la venganza.

El equipo albiceleste llegó a la final superando nada menos que al defensor del título, Serbia, que nunca había caído en el Belgrado Arena en este certamen. Juan Martín del Potro ganó sus dos juegos de sencillos y David Nalbandián otro más, suficientes para imponerse 3-2 en el marcador final, tras perder el juego de dobles y el último singles, luego del retiro por lesión de Juan Mónaco.

“Los españoles son los favoritos, pero nosotros tenemos un buen equipo”, dijo ‘Delpo’ al mencionar a sus compañeros de equipo: Mónaco, Juan Ignacio Chela y David Nalbandián.

Ahora será más difícil el reto: regresa Nadal y estarán de visitantes (en Valencia o Madrid) en polvo de ladrillo, la preferida de ‘La Armada’. “Sabemos cuántas veces triunfó Nadal en Roland Garros. El equipo español es, además, muy profundo, lo mismo que el serbio, que es muy bueno. Tendremos que reflexionar si queremos ganar”, declaró Vázquez, luego del festejo en Belgrado.
 
Vásquez estuvo de lado del número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, quien tuvo que retirarse ayer en el segundo set contra Del Potro, por lesión. Es inhumano jugar tanto como él esta temporada, y ganar tanto. Perdió sólo dos duelos hasta ayer. Es un campeón”, dijo.

Del lado de los españoles, Fernando Verdasco se expresó con respecto al próximo juego ante los albicelestes. “Jugar contra Argentina me trae muchos recuerdos, pero creo que será muy diferente a la de 2008. Eso sí, espero que el resultado final no cambie y seamos una vez más, campeones”, expresó el zurdo.
 
El capitán de la Armada, Albert Costa, mientras tanto, sólo apuntilló que el equipo argentino será peligroso y que deberán enfrentarlos en tierra batida, en cancha techada (como ordena la ITF) y a nivel del mar, si quieren derrotarlos.
 
Nadal, que siempre ha elogiado el juego de Nalbandián y del Potro y es amigo cercano de Juan Mónaco, se dedicó más a criticar al certamen, que a analizar al rival en la final, pues aseguró que la ITF (organizadora del certamen) no piensa en los jugadores al perjudicarlos con el calendario y las fechas, por lo que muchos jugadores no pueden jugarla.
 
‘La Legión Argentina’, tendrá una nueva oportunidad. Atrás quedaron José Luis Clerc y Guillermo Vilas en 1981, y Del Potro, Nalbandián, Del Potro, Chela, Acasuso y Calleri en 2006 y 2008. El 4 de diciembre será una nueva historia.