Luis Carlos Arias, el rendidor

Este martes en la noche (7:30, Fox Sports), Santa Fe se jugará su paso a los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Cerro Porteño.

Luis Carlos Arias a la salida del entrenamiento de ayer. / Gabriel Aponte
Luis Carlos Arias a la salida del entrenamiento de ayer. / Gabriel Aponte

Los jugadores de Santa Fe terminaron de entrenar, cada uno se dirige a su carro para irse a descansar y llegar horas más tarde al hotel de concentración. Algunos de ellos hablan con los periodistas, otros esperan a sus compañeros. Todos buscan a Wílder Medina. Sin embargo, éste dice no tener permiso para hablar. Se le pregunta por el rumor de una posible recaída en las drogas y con seguridad, pero con humor, dice: “Yo estoy bien y trabajando, los que se inventan esos chismes son los mismos a los que les voy a hacer goles el sábado”, dice el goleador, calentando el clásico capitalino de la próxima fecha del fútbol colombiano frente a Millonarios. El delantero, que será titular hoy, se sube en su camioneta y espera a que su amigo Luis Carlos Arias atienda a El Espectador, con el que habló sobre el trascendental juego de esta noche (7:30 p.m., Fox Sports) de Copa Libertadores frente a Cerro Porteño de Paraguay en el estadio El Campín.

Un triunfo cardenal sería meter medio pie en los octavos de final de la Copa Libertadores, mientras que un paso en falso representaría entrar en una situación incómoda de sufrimiento para cumplir con el objetivo de la clasificación.

Luis Carlos se despidió amablemente y se subió en su carro. Le pitó Wílder Medina, quien le dijo: “Qué demora, hermanito”. Los dos arrancaron con la motivación de seguir por la senda victoriosa que tiene al equipo cardenal en la primera posición de la liga colombiana y en el segundo lugar del grupo 6 de la Copa Libertadores de América.

El triunfo en Paraguay tomará valor ganando este juego, ¿no?
Claro, es de suma importancia ganar en casa. De nada valdría la victoria en Paraguay si no logramos acá los tres puntos. Así es que rinde en torneos internacionales y eso lo tenemos claro. Sabemos que la clasificación está en casa y hay que hacernos fuertes. Tenemos la oportunidad de dejar fuera a un rival difícil que partía como favorito en el grupo.

¿Qué es lo más complicado de Cerro?
En el partido pasado vimos que es un equipo que por momentos trata bien la pelota, les gusta jugar mucho por los costados, así que tenemos que estar atentos con eso. Es cierto que no vienen jugadores claves, pero los que llegaron es porque tienen algún mérito. Enfrentar a un rival que no tiene mucho que perder es mucho más exigente.

¿Motiva el momento de Santa Fe?
Sí, hay que mantenerlo. Estamos jugando bien y los resultados se están dando, muchas veces se juega correctamente pero no se logra lo que uno busca. La unión y el buen ambiente se viven por lo que hemos trabajado, somos un grupo que no se conforma y quiere mucho más.

Eso ha llevado a que la hinchada se acerque mucho más al equipo…
Claro, la gente ahora está apoyando más al equipo yendo al estadio. Este club está haciendo las cosas bien, necesitamos de todos y esperemos que esta noche se llene el estadio para apoyarnos y lograr el objetivo.

¿Clave el descanso de estos días para llegar a este partido?
El equipo descansó, muchos estábamos desgastados, así que este tiempo fue clave para recuperarnos y corregir algunos aspectos que no andaban bien. Ojalá el rendimiento siga siendo igual o mejor al de los más recientes partidos.

Y justo ahora que se viene un calendario tan apretado, con clásicos incluidos…
Sí, va a ser difícil, pero estamos preparados. Este mes es de muchos partidos importantes tanto del torneo como de la Copa. Estamos mentalizados desde el inicio del semestre, porque sabíamos que lo que se vendría sería duro y hemos respondido.

¿Este es el mejor momento de su carrera?
Desde que llegué sí es mi mejor momento, en lo futbolístico me siento muy bien. Igual somos un equipo y los resultados se dan gracias al trabajo de todos. Espero mantenerme así.