María Luisa Calle

La mejor ciclista en la historia de Colombia.

María Luisa Calle Williams nació el 30 de octubre de 1968 en Medellín. Es casada hace 17 años, no tiene hijos y tiene cuatro hermanas.

"Mi papá y mi mamá se separaron hace mucho tiempo, mi papá vive en una finca en el oriente de Antioquia , yo vivo aquí (Medellín) con mi esposo; una de mis hermanas, vive al lado también con su esposo y un hijo. Mis dos hijos son mis perros que se llaman Oreo y Pacha que los tengo hace uno y cuatro años respectivamente." (*)

Así describe Maria Luisa Calle su vida familiar. Son las palabras de una mujer muy emprendedora que ha podido llevar con responsabilidad y eficiencia su papel como esposa, estudiante, profesional y deportista de alto rendimiento.

Estudió Administración de Empresas Agropecuarias e inglés. Sus aficiones son la música, la televisión, los perros y los caballos. Pesa 53 kilos y mide un metro con 70 centímetros.

Lleva (12) años de vida ciclística. Ha corrido por la Liga Antioquia Club CicloMoncada y la Federación Colombiana de Ciclismo. Comenzó tardíamente su carrera deportiva, a los 28 años con el ciclomontañismo. Luego experimentó en algunas pruebas de ruta y finalmente, tras muchos años de sacrificio, de dedicación y de sufrir también discriminación en algunos momentos por su condición de mujer-ciclista; se especializó en la modalidad de pista, y en particular, en 3000 m Persecución Individual y Prueba por Puntos.

Maria Luisa ya consagrada como la mejor ciclista en la historia de Colombia llegó a sus primeros Juegos Olímpicos en el año 2000 en Sydney - Australia. Participó en la prueba de los 3000 m Persecución Individual ocupando el 12º lugar. Antes, ella alcanzó medallas de Oro, en todos los eventos del Ciclo Olímpico desde 1997, desde el nivel bolivariano hasta panamericano, principalmente en la prueba de Persecución Individual.

Cuatro años más de trabajo fuerte y con la orientación de su entrenador José Julián Velásquez rindieron sus frutos en los Juegos Olímpicos Atenas 2004. Maria Luisa logró el tercer puesto y medalla Bronce en la prueba por puntos y el noveno (9º) lugar en la prueba de los 3000 m Persecución Individual. Algo histórico, la primera medalla del Ciclismo a nivel olímpico.

Luego vendría el momento más triste en la vida María Luisa, cuando dos días después de haber subido al podium en Atenas 2004, el Comité Olímpico Internacional le retiró la medalla, el diploma y los reconocimientos por un supuesto positivo en la prueba antidoping.

Con amargura todo el país recibió la noticia, y comenzó entonces una lucha de (14) meses que terminó felizmente con el retorno de la medalla a manos de la pedalista colombiana. El 23 de noviembre de 2005, el Presidente de la República Álvaro Uribe Vélez le impuso de nuevo la medalla de bronce en una emotiva ceremonia celebrada en la Casa de Nariño. El abogado de María Luisa Calle, Andrés Charria, especialista en litigios deportivos, logró mediante un brillante proceso de apelación que el COI reversara la decisión y declarara inocente de dopaje a la deportista antioqueña.