8 Jul 2021 - 6:41 p. m.

Ashleigh Barty y Karolina Pliskova, finalistas de Wimbledon 2021

La tenista número 1 del mundo, la australiana Ashleigh Barty, chocará con la checa Karolina Pliskova (N.13) en la final de Wimbledon que tendrá lugar el sábado, la primera de ambas en el Grand Slam sobre pasto que se disputa en Londres.

Igor Gedilaghine - Agencia AFP

Ashleigh Barty, tenista número uno del mundo.
Ashleigh Barty, tenista número uno del mundo.

Barty hizo este jueves “uno de los mejores partidos de mi carrera” para superar a la alemana Angelique Kerber, N.28 y campeona en 2018, por 6-3 y 7-6 (7/3). De su lado, Pliskova, exnúmero 1 del mundo, remontó a la bielorrusa Aryna Sabalenka (N.4) y la derrotó por 5-7, 6-4, 6-4.

“Fue un momento de alivio, de pura felicidad”, comentó Barty sobre la forma en la que se agarró la cabeza con ambas manos una vez ganó la bola de partido.

“No sabía si podría un día sentir esto: tener la oportunidad de jugar una final en Wimbledon es increíble”, añadió.

Especialmente porque no había disputado ningún partido en el periodo comprendido entre su abandono en segunda ronda de Roland Garros, por unos dolores en la cadera, y el inicio del ‘major’ sobre hierba. Una cosa que no le preocupaba... y con razón.

Puede leer: Cuando Roger Federer conquistó su primer Wimbledon

“La experiencia más grande de mi vida”

“No me falta preparación en absoluto. Es solo que mi preparación ha sido diferente, única”, había afirmado tras clasificarse a cuartos.

La australiana de 25 años había sido eliminada en octavos de final en Wimbledon en 2019, apenas unas semanas después de su título en Roland Garros, que por ahora es el único del Grand Slam en su palmarés.

Contra Kerber comenzó muy bien y pronto se puso 3-0 arriba. La alemana de 33 años entró entonces en el partido, pero sin poder recuperar el terreno perdido.

Sin embargo fue la germana quien logró el break de entrada en la segunda manga para escaparse y ponerse 3-0. Y cuando parecía que el set iba a ser un calco del primero, esta vez a favor de Kerber, Barty dio la vuelta a la situación y se colocó 4-5.

Con la teutona 6-5 arriba en un final de set loco, Barty encadenó diez puntos seguidos para forzar el ‘tie break’ y ponerse en él 6-0, con seis bolas de partido. Kerber salvó tres antes de ceder.

Le puede interesar: No habrá público en los Juegos Olímpicos de Tokio

“Estoy muy orgullosa y voy a hacer todo lo posible el sábado para ganar el torneo”, avisó Barty. “Jugar esta final será la experiencia más grande de mi vida”.

“A veces no daba tiempo a reflexionar”

Será Pliskova quien se enfrente a la pasión de la australiana. “Es una locura... hasta ahora no había pasado los octavos de final”, comentó la checa de 29 años que se había quedado a las puertas de los cuartos en las dos últimas ediciones de Wimbledon.

Sabalenka “sirvió super bien y estoy super feliz de haber aguantado en el partido y salir del apuro”, añadió Pliskova, quien en 2016 ya llegó a la final del Abierto de Estados Unidos.

En el primer set, Sabalenka estuvo en más dificultades, llegando a salvar 8 bolas de break, pero fue finalmente quien logró la única rotura de la manga, en su primera oportunidad, justamente en su primera bola de set.

Pero en las dos mangas siguientes, Pliskova tomó la delante rompiendo el servicio de su rival desde el principio y ya no cedió, pese a los potentes golpes de la bielorrusa.

“Las bolas iban tan rápido a veces que no daba tiempo a reflexionar el golpe que había que hacer”, dijo divertida Pliskova.

La checa está todavía más satisfecha con su nivel de juego, ya que hacía tiempo que no lo disfrutaba.

“No había jugado bien en las semanas previas a Wimbledon, así que ahora me siento como en un sueño. Siempre pensé que en algún momento recuperaría mi juego y estoy muy contenta de que eso ocurra ahora”, había comentado tras clasificarse para las semifinales.

Comparte: