10 Jan 2020 - 11:05 a. m.

Así se convirtió Colombia en potencia suramericana del voleibol femenino

De la mano de técnicos brasileños, nuestras deportistas aprendieron a jugar para ganar y no solamente por participar. Mindeporte, el Comité Olímpico y la Federación les dieron las condiciones para preocuparse exclusivamente entrenar. Todavía falta mejorar a nivel interno, porque es necesario consolidar una liga profesional.

Redacción deportes

La selección femenina de voleibol de Colombia. / Comité Olímpico Colombiano
La selección femenina de voleibol de Colombia. / Comité Olímpico Colombiano

Las luchas regionales, la falta de apoyo gubernamental y de la empresa privada, y la escasa preparación de los deportistas impidieron durante muchos años que el voleibol colombiano se desarrollara. A pesar de la buena condición física de nuestros jugadores, nunca se consiguió un resultado internacional de relevancia.

A nivel local los intentos por realizar una liga profesional fracasaron. Las Copas Royal y Bavaria fueron esfuerzos aislados que no se consolidaron por falta de patrocinios constantes y la Copa Especial, en Bogotá, fue un experimento positivo que duró hasta que el Distrito puso los recursos.

Síguenos en Google Noticias